La Red «Migrantes con Derechos» analiza en Málaga los retos actuales de integración y cohesión social en la Frontera Sur.

 Más de 70 expertos de las entidades miembros comparten en la VI Sesión de Trabajo de esta red sus líneas de trabajo y experiencias.

Expertos de las organizaciones que integran en España la red Migrantes con Derechos –Cáritas, CONFER, Justicia y Paz, y la Comisión Episcopal de Migraciones— participan hoy en Málaga en la VI Sesión de Trabajo “Frontera Sur”, una cita anual en la que se comparten líneas de trabajo y experiencias sobre los retos que plantea la movilidad humana a ambos lados del Estrecho.

Los participantes proceden de Cáritas Española y las Cáritas Diocesanas de Tenerife, Málaga, Cádiz, Almería, Granada, Sevilla, Tánger y Rabat; junto a la Comisión Episcopal de Migraciones y las Delegaciones Diocesanas de Migraciones de Tenerife, Canarias, Huelva, Málaga (Melilla), Cádiz (Ceuta), Almería, Granada, Sevilla, Tánger; Justicia y Paz; Conferencia Española de Religiosos (CONFER); y miembros de congregaciones religiosas que trabajan en ese territorio de frontera (Ceuta, Melilla, Almería, Granada, Málaga y Sevilla).

El trabajo de las sesiones —que han sido inauguradas por el director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Migraciones, José Luis Pinilla— se ha estructurado en tres bloques, el primero de ellos dedicado al análisis, el segundo al intercambio de experiencias y el tercero al debate de propuestas.

Criminalización de la solidaridad

Para desarrollar la primera parte, los participantes han abordado, bajo el lema “¿Cómo hablar de integración hoy en la Frontera Sur?”, las respuestas que se están dando en este ámbito a través de los procesos de integración y cohesión social que está desarrollando la iglesia en el terreno. Para ello, se ha organizado una mesa redonda en la que han intervenido representantes de la Red Intraeclesial de Canarias y las Delegaciones de Migraciones de Cádiz y Melilla.

También dentro de este bloque inicial se han analizado cuáles están siendo las prácticas más relevantes de “criminalización de la solidaridad”, con objeto de aportar una propuesta de intervención como Iglesia. A la pregunta planteada en ese espacio –“¿Qué papel debe seguir jugando la Iglesia en frontera? Defender a quienes defienden”— ha aportado algunas respuestas Patricia Fernández Vicens, abogada de la Merced Migraciones Barrios.

En el segundo bloque de contenidos están programados cuatro “rincones” de experiencias, en los que se presentarán los temas “Espiritualidad en la Frontera”, dinamizado por Alvar Sánchez sj (Nador); “Historias de encuentro”, a cargo de responsables del Proyecto Baobab; “Menores en Frontera”, con Clara Román Ruiz y Elena Gómez, hijas de la Caridad, como facilitadoras; y “Tejiendo red”, desarrollado por la Red Intraeclesial de Almería.

Esta tarde tendrá lugar en último bloque, dedicado a dialogar y consensuar en qué medida los proyectos de acogida, sensibilización, incidencia y trabajo en red impulsados por las entidades miembro de “Migrantes con derechos” han impactado en el trabajo que se lleva a cabo en esos ámbitos, y qué propuestas de mejora podrían abordarse.

De manera concreta, el análisis se centrará en tres capítulos: cómo han contribuido los proyectos de acogida a mejorar la vida de las personas, de qué forma nuestro trabajo de sensibilización está ayudando a revertir una percepción negativa sobre la movilidad humana y en qué medida nuestra acción de incidencia está ayudando al cambio en las políticas de inmigración y refugio.

Compartir líneas de trabajo y estrategias

Estos encuentros anuales de “Migrantes con Derechos” comparten el objetivo común de fortalecer los lazos y las acciones entre las comunidades eclesiales presentes en la Frontera Sur. Para ello, se busca mejorar el conocimiento de lo que ocurre con la movilidad humana forzada ese territorio, pero, al mismo tiempo, animar posibilidades de trabajo conjunto en la defensa de los derechos de las personas migrantes y refugiadas. En este sentido, son unos espacios muy participativos que nos permiten compartir líneas de trabajo, consolidar la coordinación interinstitucional y definir retos para la acción común.

Superar la “cultura de la indiferencia”

Como señalan los responsables de esta cita, “el mayor reto que tenemos como Iglesia es superar la `cultura de la indiferencia´, no sólo la indiferencia de nuestros Gobiernos, sino también la de la ciudadanía”. “La Iglesia tiene que continuar denunciando con rotundidad que no quiere ni puede acostumbrarse a estos hechos. Pero mientras la ciudadanía, y especialmente los cristianos y cristianas, no reivindiquemos un trato más justo y humano hacía estas personas, nuestros Gobiernos no se van a inquietar”, añaden.

El encuentro será clausurado por Gabriel Leal, delegado episcopal de Cáritas Málaga, quien transmitirá a todos los participantes el saludo del obispo de la diócesis anfitriona, monseñor Jesús Catalá, que no has podido presidir las sesiones debido a su participación en la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, que se celebra desde ayer en Madrid.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies