Comunicado sobre la situación de los solicitantes de asilo en Vélez de la Gomera

A la Delegación del Gobierno en Melilla y al Ministerio del Interior.

[ACTUALIZACIÓN: finalmente las 125 personas fueron devueltas a Marruecos pese a su voluntad de solicitar asilo en nuestro país.]

Durante la madrugada de este lunes 20 de septiembre, 125 personas han llegado al Peñón de Vélez de la Gomera, según ha informado la ONG Alarm Phone, quien se encuentra en contacto con ellas.

Se trata de 60 hombres y 60 mujeres, incluidos 7 niños de diferentes nacionalidades, entre las cuales Malí, Costa de Marfil, Guinea, Senegal y República Democrática del Congo.

Han llegado a territorio español desde Nador, cruzando la valla que rodea el Peñón y ahora se encuentran en la intemperie, con varias personas heridas, algunas con problemas de salud, y mujeres embarazadas. Todas ellas han manifestado su voluntad de solicitar asilo en España, recogiendo sus nombres completos en una lista con la expresa mención de su voluntad de solicitar protección internacional. Dicha lista, junto con fotos y vídeos de las personas manifestando su voluntad de solicitar asilo y pidiendo ayuda, han sido entregadas a la Guardia Civil.

Los militares de la base militar española en el peñón les han dado agua, les han pedido que se agrupen y han recogido la lista de nombres del grupo solicitando asilo. Actualmente se encuentran rodeados de militares marroquíes y temen ser expulsados a Marruecos.

Las organizaciones abajo firmantes solicitamos al Gobierno que cumpla con el Convenio Europeo de Derechos Humanos, así como con la legislación vigente en materia de protección internacional y derechos humanos, y que se traslade a dichas personas a un lugar seguro dónde puedan ser atendidas y puedan iniciar su procedimiento de solicitud de protección internacional con las debidas garantías. Lo contrario supondría una grave vulneración de Derechos Humanos y un incumplimiento de las garantías establecidas en la normativa vigente.

El silencio de las instituciones nos hace temer que el Gobierno español autorice la devolución en caliente de personas refugiadas que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad, sin acceso a los procedimientos debidos, incumpliendo el principio de non-refoulement establecido en la Convención de Ginebra como garantía imprescindible del derecho de asilo.

Insistimos en que, encontrándose estas personas en territorio español y habiendo éstas manifestado la voluntad de solicitar protección internacional, el Estado español tiene la obligación legal de iniciar un procedimiento individualizado, siendo ilegal la devolución sin procedimiento a personas con necesidades de protección internacional que hayan entrado en contacto con autoridades españolas.

Atentamente,

Las organizaciones firmantes:

Alarm Phone

Comisión Española de Ayuda al Refugiado

Geum Dodou

Servicio Jesuita a Migrantes

Solidary Wheels