Anexo de cifras: informe CIE 2021

  • El SJM publica el anexo de su informe anual sobre CIE con las cifras oficiales del año 2021. Más de la mitad de las personas internadas en los centros (casi un 52%) no fue finalmente repatriada a su país de origen. Tan solo una de cada cuatro personas que España expulsa (25,8%) pasa por CIE
  • Las cifras de internamiento se redujeron en 2021 (1.841 personas), principalmente a causa del impacto de la covid-19. Sin embargo, esta medida se revela como desproporcionada, injusta, ineficaz, y debería ser tomada de forma residual y excepcional. La mayoría de personas internadas en un CIE lo fue por una orden de devolución tras su entrada irregular en patera, aunque la mayoría de ellas fueron finalmente puestas en libertad.
  • Se continúan identificando situaciones de desprotección en los CIE: 11 menores de edad internados,  un tercio  de las mujeres salieron por su solicitud de asilo, y 60 personas fueron aisladas a pesar de la inexistencia de protocolos de atención a salud mental.

Cabe señalar que el Ministerio de Interior ha entregado de nuevo las cifras requeridas fuera del plazo estipulado (con más de seis meses de retraso), de forma parcial y solo tras varias reclamaciones interpuestas ante el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.

El número de internamientos, así como de repatriaciones ejecutadas desde CIE, sigue disminuyendo año tras año. La explicación principal del descenso de personas internadas se encuentra en el impacto de la covid-19, con limitación de plazas por prevención de contagios, cierre de fronteras e imposibilidad de readmisión de repatriaciones. Por otro lado, del total de salidas desde CIE en 2021, apenas el 48% fueron finalmente repatriaciones forzosas a países de origen, un porcentaje inferior al de 2020 (56%), 2019 (cerca del 60%) o 2018 (56%). El resto de personas no fueron finalmente repatriadas por diferentes motivos, lo que revela numerosas circunstancias de vulnerabilidad (menores, víctimas de violencia, solicitantes de asilo…) que deberían haber impedido su ingreso. La medida cautelar de internamiento supone una decisión injusta, ineficaz y desproporcionada.

Memoria SJM 2021: más de 37.000 personas acompañadas

El Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) publica de nuevo su Memoria Anual. 2021 ha sido un año marcado por desafíos globales que afectan a la movilidad humana y a la tarea de organizaciones que acompañamos a personas migrantes: un mayor riesgo que asumen las personas para solicitar protección internacional ante la falta de vías seguras y legales de acceso; una creciente violencia ejercida en las fronteras europeas y una alta desprotección social en la que se encuentran las personas en situación irregular administrativa y que dificulta sus procesos de inclusión social.

Las entidades que conforman la red de SJM han acompañado a 37.012 personas durante el año 2021 en las cuatro grandes áreas que constituyen el modelo de intervención: protección de derechos (áreas de CIE y Frontera Sur); acogida (acompañamiento psicosocial, jurídico, formativo y laboral); hospitalidad (programas residenciales y creación de tejido comunitario); y construcción de ciudadanía (participación, diálogo interreligioso, sensibilización, etc.). Estas áreas forman el “camino migrante” por el que las personas pasan en su trayecto hacia la autonomía y la plena inclusión.

Desde la red SJM queremos agradecer a todas las personas e instituciones que hacen posible seguir avanzando en el cumplimiento de nuestra misión: personas voluntarias, equipos técnicos, colaboradores económicos que garantizan la sostenibilidad de nuestra acción de acompañar, servir y defender a las personas migrantes y refugiadas.

El Servicio Jesuita a Migrantes es una red de entidades que trabaja por la defensa de los derechos de las personas migrantes y su pleno acceso a la ciudadanía. Forman parte de SJM las entidades sociales jesuitas que trabajan con y por las personas migrantes; Centro Pueblos Unidos-Fundación San Juan del Castillo y Centro Santo Padre Rubio (Madrid), Fundació Migra Studium (Barcelona), Asociación Claver-SJM (Sevilla), Fundación Ellacuría (Bilbao), SJM Valencia, Fundación Red Íncola (Valladolid), Asociación Atalaya Intercultural (Burgos), Centro Padre Lasa (Tudela) y Asociación Loiola Etxea (San Sebastián). SJM cuenta demás con una oficina de atención jurídica y observación de derechos en Melilla y una oficina técnica en Madrid.

Análisis de la reforma del Reglamento de Extranjería

La propuesta de reforma del Reglamento de la Ley Orgánica de Extranjería (L.O. 4/2000) ha sido aprobada en el Consejo de Ministros del 26 de julio de 2022, tras un proceso de alrededor de dos meses desde que en el Consejo del 31 de mayo se acordase autorizar al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones la tramitación administrativa urgente de un proyecto que modifique dicha normativa. Una vez publicado en el BOE del 27 de julio, el Real Decreto 629/2022 que modifica el Reglamento de Extranjería entrará en vigor en el mes de agosto de este año.

La tramitación urgente ha implicado prescindir de algunos trámites (como la consulta pública) y la reducción de plazos de otros como la información pública. El viernes 3 de junio se abrió el plazo de audiencia e información pública para recoger aportaciones de la sociedad civil durante 7 días hábiles, hasta el lunes 13 de junio, en el que SJM participó. Desde su toma de posesión, el actual Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, fijó como un objetivo primordial de su política migratoria la modificación de la normativa de extranjería para flexibilizar la entrada legal de migrantes. Bajo dicho mandato, unas de las prioridades de trabajo de la Dirección General de Migraciones ha sido la modificación del Reglamento de Extranjería.  

4 IDEAS CLAVE DE POSICIONAMIENTO DE SJM SOBRE LA REFORMA:

  • Muchas personas siguen estando fuera de la normativa: el carácter utilitarista de las propuestas deja al margen la realidad de la migración forzosa. Además, no acaba con la precariedad existente en estos sectores, obvia elementos de inclusión social no encaminados al empleo y no contempla la desprotección que se genera durante los plazos de tramitación administrativa.
  • Trata de establecer procedimientos de extranjería más simples y ágiles, aunque con medidas insuficientes para permitir mejoras en el corto plazo. 
  • Amplía y flexibiliza las figuras de arraigo, eliminando algunas barreras y creando una nueva figura de regularización.
  • Genera itinerarios más prolongados y sostenibles de contratación en origen para una migración legal y segura, aunque circular – centrada en el empleo y con obligación de retorno a país de origen.

Relevo en la dirección de SJM Valencia

Cecilia Villarroel, hasta ahora coordinadora territorial de Entreculturas en la Comunidad Valenciana, relevará a Mustapha M-Lamin y asumirá el cargo de directora de la delegación en Valencia del Servicio Jesuita a Migrantes a partir del mes de septiembre.

Valencia, 25 de julio de 2022

Cecilia Villarroel Romero Nieto, licenciada en Filología Hispánica y de profesión docente de Lengua y literatura, ha sido hasta ahora la coordinadora territorial de Entreculturas en la Comunidad Valenciana, ocupación que lleva ostentando desde el año 2003, y a partir del próximo mes de septiembre estará al frente de la dirección del SJM Valencia, la delegación del Servicio Jesuita a Migrantes, relevando a Mustapha M-Lamin. Villarroel está vinculada a la Compañía de Jesús desde los años 90, a través de la colaboración en Fe y Alegría en Buenos Aires, y en su trabajo como docente en el Colegio de las Jesuitinas, también en Argentina.

Desde su llegada a España, Villarroel ha estado vinculada a la fundación Entreculturas, acompañando a los equipos de voluntariado en la Comunidad Valenciana. Cecilia, además, cuenta que esta siempre ha sido su casa, el hogar que la acogió y donde pudo reanimar su vida personal y profesional desde del duro proceso migratorio a principios de los años 2000. Su vinculación con la Compañía de Jesús y la familia Ignaciana hunde sus raíces en sus primeros pasos como profesional docente, pero ha continuado con su apoyo y participación en diferentes ámbitos, ya en España, a nivel local y nacional en temas como formadora en el equipo de formación del Sector Social de la Compañía de Jesús, destinada a fortalecer las capacidades del personal trabajador y el voluntariado de todas las obras sociales de la Compañía de Jesús, sea en el ámbito social, educativo o en el ámbito de la cooperación internacional.

Cecilia cuenta, además, con el máster de Dirección y Gestión de Organizaciones no Gubernamentales de ESADE y también con diferentes formaciones de liderazgo y desarrollo personal. Con su incorporación al equipo de direcciones del SJM España, el Sector Social de la Compañía de Jesús se sigue fortaleciendo con las capacidades y competencias de los profesionales de la casa.

El SJM Valencia abrió sus puertas en abril de 2016, después de un breve proceso de discernimiento a través del cual la Compañía de Jesús decidió seguir apostando por el acompañamiento, servicio y defensa de las personas migrantes y refugiadas y sus familias. A lo largo de estos seis años de andadura, el SJM Valencia ha atendido a más de 8.000 personas, entre los programas de formación en idiomas, apoyo a asociaciones de migrantes y acogida temporal en viviendas a través del programa de Hospitalidad.

Publicamos una Guía Práctica con las claves para tramitar permisos de residencia y trabajo para menores tutelados y jóvenes extutelados migrantes.

La reforma del Reglamento de Extranjería de noviembre de 2021, con la entrada en vigor del Real Decreto 903/2021, ha marcado un antes y un después en la regulación jurídica de los y las jóvenes que migran solos hacia España. La normativa anterior planteaba requisitos que la mayoría de los jóvenes no eran capaces de cumplir, teniendo que enfrentarse a numerosos obstáculos que les impedían continuar con sus planes de futuro y alcanzar sus sueños. En su lugar, contamos en la actualidad con un marco normativo más flexible que se adapta mejor a las particularidades de los menores extranjeros no acompañados y jóvenes extutelados.

Con la publicación de esta guía buscamos ofrecer a todas las personas que trabajan en su día a día con la infancia y juventud migrante y a los propios jóvenes extranjeros algunas claves para que puedan realizar los trámites necesarios para mantener u obtener una autorización de residencia y trabajo que les ayude en su camino a la autonomía e inserción socio-laboral. Se incluyen los aspectos a tener en cuenta desde su llegada al territorio español para su regularización una vez alcanzada la mayoría de edad, así como la renovación de estas autorizaciones.

Buscamos aportar un enfoque práctico, compartiendo los pasos a seguir y la documentación necesaria a presentar para evitar que estos jóvenes caigan en una situación de irregularidad sobrevenida, y participar en el fomento de buenas prácticas que aligeren los procesos burocráticos y se centren en lo más importante: el acompañamiento y la inclusión de todos los jóvenes que están en España.

CONSULTA AQUÍ LA GUÍA PARA LA TRAMITACIÓN DE LA SOLICITUD Y RENOVACIÓN DEL PERMISO DE RESIDENCIA Y TRABAJO EN ESPAÑA.

Congreso de Justicia y Ecología Loyola 2022

El primer Congreso de Justicia y Ecología europeo tuvo lugar en Loyola del 28 al 31 de marzo, convocando a 153 delegados de 26 países de todas las redes del apostolado social en Europa y Oriente Próximo.

El Congreso reflejó lo que el P. Arturo Sosa nos introdujo al inicio del mismo: un espíritu de colaboración cada vez más profundo y de escucha mutua, como corresponde a una Iglesia sinodal. En este sentido, uno de los objetivos del Congreso era permitir una mayor integración del cuerpo apostólico y la alineación de todas nuestras redes (el Servicio Jesuita a Refugiados, la Red Xavier, los Centros Sociales, la Red EcoJesuit Europa y la red de delegados sociales) con las Preferencias Apostólicas Universales (PAU) entendidas como un todo inseparable.

Fue una bala de cañón en la pierna de Ignacio lo que le llevó de vuelta a Loyola para recuperarse, y lo que desencadenó su conversión. De estos hechos aislados pueden surgir grandes cambios históricos. Lo mismo que estamos viviendo hoy a muchos niveles tanto en el mundo de las migraciones, como con la emergencia climática, la guerra en Ucrania o la crisis energética. ¿A qué tipo de conversión nos está invitando Dios?

El tema de la transformación surgió el primer día al tratar la emergencia climática donde vimos la necesidad de una nueva forma de vivir y de ser en armonía con Dios, la Creación y los demás. Conscientes en particular de la llamada que nos hace el Papa Francisco en Laudato Si’ y Fratelli Tutti, expresamos un fuerte deseo de cambio. El principal motor de la destrucción ecológica no es el aumento de la población, sino la creciente desigualdad, especialmente el aumento de la riqueza entre los más ricos. ¿A dónde irán los pobres cuando grandes partes de la tierra se conviertan en desiertos?

Peregrinamos junto a los de Emaús y a tantas personas que viven en el camino. Muchas veces sufriendo la desesperanza, pero también encontrando sentido en el compartir, al “partir el pan”. Vivimos una época de desplazamientos masivos, provocados por las guerras, la pobreza, el cambio climático y la emergencia ecológica. No podemos permanecer en silencio ante el continuo horror en el Mediterráneo, la ruta migratoria más peligrosa del mundo, o los centros de detención.

Ante esta realidad, el JRS descubre cada día, la acogida, la promoción, la protección y la integración de los inmigrantes y refugiados que nos llevan al corazón mismo del Evangelio, exhortando a la Iglesia a que sea hospital de campaña, comunidad de hospitalidad. Todos los presentes se sintieron interpelados por el testimonio dado, y la invitación como familia ignaciana a seguir el ejemplo de promocionar una cultura de la hospitalidad. Como San Ignacio nos instaba: «La amistad de los pobres nos hace amigos del Rey eterno».

Una gran fuente de esperanza proviene del testimonio y las enseñanzas del Papa Francisco y de la Sección de Migrantes y Refugiados del Dicasterio para la Promoción del Desarrollo Humano Integral del Vaticano. Una invitación a encarar uno de los grandes retos que vivimos en Europa, el de la integración, la convivencia y la inclusión social. ¿Podremos vivir juntos?

Asimismo, sentimos una fuerte llamada a reelaborar nuestra forma de vida, de consumo, de relaciones personales y con la naturaleza. Una llamada a la sinodalidad y a reimaginar el poder como servicio, por el bien de los demás, para ser compartido en colaboración, cooperación y corresponsabilidad.

En el Congreso consideramos que los retos de la ecología y la migración son cuestiones de justicia interrelacionadas y deben integrarse mejor en nuestro testimonio y en nuestras acciones. Necesitamos ahora un compromiso profético y radical con la crisis ecológica del tipo que el JRS ha dado desde 1980 el desafío de los inmigrantes y los refugiados. Del mismo modo, hemos visto que no podemos separar la llamada a una conversión sinodal de una conversión pastoral, misionera y ecológica. Vimos la necesidad en el futuro de desarrollar y comprender mejor estas y otras interconexiones de justicia y a su vez vincularlas explícitamente a las cuatro PAU, que expresan nuestra misión evangélica hoy y nos dice en palabras del Padre General «cómo debemos vivir en lo que hacemos».

Más información en la web del Congreso de Loyola.

Nace ‘Semillas’, el podcast de SJM

En SJM hemos querido iniciar el año con un proyecto que llevamos a cabo con muchas ganas e ilusión. Un proyecto con el que esperamos dar a conocer cómo acompañamos a las personas migrantes y refugiadas en sus fases migratorias, de una manera cercana a toda la gente que forma parte de nuestra familia de SJM y su obra.

Este proyecto es ‘Semillas’, un podcast donde compartimos distintos momentos, trabajos, experiencias, puntos de vista y fuerza para afrontar cada uno de los retos que nos encontramos día a día en el proceso de acompañar, servir y defender a las personas migrantes y refugiadas, quienes ven constantemente sus derechos vulnerados.

En nuestro primer episodio, además de hablar de qué es el SJM y cómo trabaja, introducimos y analizamos, en la sección de MigraAcciones, cómo cada una de nuestras líneas estratégicas están enfocadas a servir y defender los derechos de todas estas personas. Por eso, hemos considerado importante hablar de la historia de esta organización; cómo los jesuitas comenzaron esta misión de caminar junto a las personas excluidas en busca de la justicia social desde el nacimiento de JRS en el año 1980.

Por otro lado, en este episodio entrevistamos a Jaime Pons, coordinador técnico de la red SJM, quien nos habla de los retos globales que presentan las migraciones hoy en día y en el futuro.

Esta primera entrega de ‘Semillas’ está conducida por dos compañeros de nuestro equipo de la Oficina Técnica de SJM en Madrid, Daniel Martínez y Pilar Sanz.

La transparencia es una de las cualidades principales en cualquier organización, por eso, queremos compartir la esencia de nuestro trabajo. También consideramos que esta es una forma original de hacerlo, donde buscamos un sentimiento de familia en la lucha por una sociedad donde se respeten los derechos humanos de todas las personas, en especial los de aquellas personas que se ven afectadas por guerras, persecución, falta de recursos o cualquier otra situación que haga que estos derechos se vean vulnerados.

Puedes escuchar aquí todos los episodios de nuestro podcast #Semillas:

Spotify E01 | Spotify E02

Ivoox E01 | Ivoox E02

Soundcloud

Respuestas humanitarias ante la crisis de Ucrania

Desde que el pasado jueves 24 de febrero de 2022 el gobierno ruso de Vladimir Putin decidiese iniciar una operación militar para invadir Ucrania, cientos de miles de personas han abandonado sus hogares para huir a países vecinos como Polonia, Hungría, Rumanía o Moldavia. A fecha de 2 de marzo, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) cifra en más de 1 millón las personas que ya han cruzado las fronteras exteriores en la primera semana de conflicto bélico. Según estimaciones de la Comisión Europea, entre 2,5 y 6,5 millones de ucranianos pueden verse obligados a desplazarse por el conflicto armado, y entre 1,2 y 3,2 millones de ellos y ellas solicitarán protección internacional. 

Las organizaciones sociales jesuitas que trabajamos con población migrante y refugiada hemos seguido con especial preocupación los acontecimientos en Ucrania. Nos unimos al Papa Francisco en el dolor por la “diabólica insensatez de la violencia” y en pedir a todas las partes que “se abstengan de cualquier acción que pueda causar más sufrimiento”. Las entidades de cooperación internacional (Alboan y Entreculturas) junto a la Red Xavier han activado un protocolo de emergencia para colaborar en la sostenibilidad de los programas humanitarios que el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) Europa y otras entidades de la Compañía de Jesús están llevando a cabo, movilizando recursos en todo el mundo para proporcionar apoyo inmediato en Ucrania y en los países vecinos. 

La respuesta de la Unión Europea: abogando por una respuesta acogedora.

La Comisión Europea ha propuesto la aplicación de la Directiva de Protección Temporal a los refugiados ucranianos, lo que les otorgaría automáticamente una autorización de residencia y trabajo en los estados miembros. La propuesta ha sido aprobada por la UE el jueves 3 de marzo en Bruselas.

Acogemos con satisfacción la respuesta positiva inicial de los Estados Miembros de la UE, decididos a reaccionar como Unión y a proporcionar protección a las personas que huyen de Ucrania y apoyamos firmemente la propuesta de activar el procedimiento para proporcionar protección temporal en casos de máxima afluencia de refugiados, tal y como prevé la Directiva de Protección Temporal.

Queremos subrayar que todas las personas que huyen del conflicto en Ucrania deberían poder salir del país, independientemente de su nacionalidad. Una vez estén a salvo, y en condiciones de acogida adecuadas, las necesidades de protección de los nacionales de terceros países que no sean ucranianos pueden evaluarse de acuerdo con los procedimientos existentes y puede y debe facilitarse la repatriación de quienes deseen regresar a sus países de origen.

Además de la respuesta inmediata, los Estados Miembros de la UE deben debatir y acordar rápidamente un plan de reparto de responsabilidades, que incluya medidas claras de reubicación, para garantizar que la carga de trabajo de los países vecinos de Ucrania se mantenga bajo control y que puedan garantizarse las normas de protección y las condiciones de acogida de la UE. Por último, también es imprescindible reconocer las necesidades de protección de los ucranianos que ya estaban fuera del país cuando empezó el conflicto.

A nivel español: voluntad de protección y diálogo de administraciones con entidades sociales.

El Gobierno español se ha comprometido “a estar alineado con la decisión que adopte el Consejo de la Unión Europea en lo relativo a la posible concesión de protección temporal en caso de afluencia masiva de personas desplazadas y a medidas de fomento de un esfuerzo equitativo entre los Estados miembros para acoger a dichas personas y asumir las consecuencias de su acogida”Según se recoge en la declaración institucional del 1 de marzo, “con respecto a los ciudadanos ucranianos que viven en España, se adoptarán las medidas necesarias para garantizar que puedan permanecer y trabajar en nuestro país, acceder a la atención sanitaria y educativa, así como a las ayudas sociales que correspondan».

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha iniciado los contactos y trámites para coordinar y preparar el dispositivo de acogida de personas procedentes de Ucrania. En los últimos días, se han llevado a cabo reuniones entre el Ministerio y las Comunidades Autónomas, con las ONGs que forman parte del sistema público de acogida de refugiados y con organizaciones de la comunidad ucraniana en España

La acción de JRS Europa y sus oficinas nacionales con la población que huye de Ucrania (comunicado del 1 de marzo).

En Ucrania: ayudar a los que huyen, apoyar a los desplazados internos.

En Lviv (Leópolis), donde está presente JRS, la situación de seguridad sigue siendo relativamente tranquila. Muchas personas están llegando desde otras partes de Ucrania. La mayoría pretende llegar a la frontera polaca y a menudo necesita apoyo o un lugar donde pasar la noche en su camino. La casa de refugiados de JRS, con una capacidad de alrededor de 20 personas, se utiliza actualmente con ese fin. También la casa de retiros de los jesuitas se ha convertido inmediatamente en una casa de tránsito para los desplazados.

En Rumanía: JRS en primera línea.

Entre el 24 y 28 de febrero, 70.000 personas pasaron de Ucrania a Rumanía. Unas 30.000 de ellas se fueron rápidamente a otros países de la UE, mientras que 28.000 optaron por quedarse. Por el momento, solo una pequeña minoría solicitó oficialmente asilo, por lo que la mayoría son legalmente migrantes y no tienen derecho a ser acogidos como solicitantes de asilo. Tanto las autoridades como los ciudadanos rumanos están mostrando un gran entusiasmo por acoger a las personas, aunque todavía es necesario coordinar las distintas respuestas.

JRS en Rumanía está prestando apoyo tanto en los centros para solicitantes de asilo a lo largo de las fronteras como a las personas que no están en los centros, proporcionando paquetes de bienvenida, actuando como mediador entre los donantes privados, las organizaciones gubernamentales y las personas necesitadas, apoyando a las personas para que lleguen a los aeropuertos y a las estaciones de tren, proporcionando alojamiento en el propio refugio de JRS y buscando más alojamiento para las personas necesitadas.

En Polonia y Hungría: crear y apoyar una infraestructura de acogida.

Polonia es por el momento el país que recibe más llegadas de personas procedentes de Ucrania. Muchos se están quedando con familiares y amigos, así como viajando a otros países de la UE. JRS se está movilizando para facilitar el transporte de las personas desde las fronteras, así como para proporcionar suministros básicos y apoyar a las personas en búsqueda de un alojamiento provisional a través de ayudas al alquiler. Se está organizando un apoyo adicional en forma de asistencia legal, administrativa y psicológica.

Por el momento, Hungría está recibiendo un número menor de personas, incluidos los húngaros que vivían al otro lado de la frontera en Ucrania. El gobierno ha expresado su voluntad de apoyar a los refugiados y la población húngara está reaccionando de forma muy acogedora. JRS tiene una pequeña presencia en el país y en este momento está evaluando la mejor manera de ser útil. Hungría es tradicionalmente un país de tránsito para los refugiados, pero en este caso, si el conflicto continúa, es probable que muchos ucranianos quieran quedarse. Por lo tanto, JRS ya está estudiando las necesidades de apoyo a medio plazo, como el apoyo al alojamiento a largo plazo, junto a las necesidades más inmediatas como el suministro de alimentos y atención sanitaria.

En el sureste de Europa: prepararse desde «la segunda línea».

Teniendo en cuenta la experiencia de la crisis de Crimea en 2014, JRS en el Sureste de Europa (Croacia, Bosnia-Herzegovina, Serbia, Kosovo, Macedonia del Norte) también se está preparando para recibir a algunos refugiados ucranianos si el conflicto persiste. El plan de contingencia está preparado, incluyendo la búsqueda de posibles alojamientos en familias, parroquias y casas de los jesuitas. Se están estableciendo los contactos pertinentes con las autoridades gubernamentales y los municipios, como la ciudad de Zagreb en Croacia, para estar preparados con una respuesta basada en la hospitalidad en caso de necesidad.

PUEDES APOYAR AQUÍ LA ACCIÓN DE JRS CON LAS PERSONAS DESPLAZADAS POR LA GUERRA EN UCRANIA

Informe ‘Población de origen inmigrado en España, 2021’

Publicamos el informe anual ‘Población de origen inmigrado en España, 2021’. Un análisis demográfico, a la luz de los datos oficiales, de población extranjera y nacida en el extranjero en España y su evolución durante la última década. Esta vez el análisis profundiza en las consecuencias que ha tenido el Brexit en los grupos de población de nacionalidad británica en España, así como el impacto del cierre de fronteras internacionales durante 2020.

A comienzos del año 2021, la población nacida en el extranjero suponía el 15,22% del total de población en España (7.214.878 personas por la población total de 47.398.695), según datos del Instituto Nacional de Estadística. En términos de población con residencia fija, el porcentaje de personas extranjeras residentes era del 11,33%.

La variación de cifras de población total residente tuvo signo positivo: 66.081 personas más. Un dato menor a la variación interanual de casi 400.000 personas entre 2019 y 2020, pero que apunta a la consolidación de la recuperación de cifras migratorias iniciada en 2015, aunque señalando un momento de clara desaceleración.

En un año 2020 en el que el saldo de población española fue muy negativo, por el mayo número de defunciones respecto a nacimientos, como consecuencia también del impacto de la covid-19, el saldo migratorio ascendía a 219.357, muy superior al de la población residente total.

El Observatorio Permanente de la Inmigración, entidad perteneciente al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, cifra en 5.800.468 las personas extranjeras titulares de autorización de residencia. Una cifra mayor a las que señala el INE, quizá explicada por el número de personas que en la práctica no residen en España.

El Brexit ha tenido un efecto claro en la población extranjera de origen comunitario: un descenso de más de 300.000 personas con ciudadanía de otros estados miembros de la UE.

A pesar de observar una desaceleración de los movimientos migratorios en España, se aprecia un crecimiento destacado de la población residente nacida en Colombia (el grupo más numeroso con un aumento de más de 40.000 personas). Le siguen los nacidos en Venezuela (más 30.000), Marruecos (más 22.000) y Honduras (más 15.000). Con signo positivo también Perú, Argentina, Nicaragua y Brasil.