Publicamos el informe Lumen V ‘Canal de Atención Virtual: aprendizajes y retos de futuro’

Continuando con la serie de estudios LUMEN, que pretenden dar a conocer la actualidad migratoria, sale a la luz el quinto informe ‘Canal de Atención Virtual: aprendizajes y retos de futuro. Con motivo del primer aniversario de la declaración del Estado de Alarma en España, esta entrega centra la mirada en la respuesta articulada que desde el Servicio Jesuita a Migrantes se llevó a cabo en un momento de crisis tan compleja para todos.

A través de este canal – servicio nuevo y creativo surgido a raíz del primer confinamiento – el Servicio Jesuita a Migrantes ha intentado replicar sus atenciones habituales, ajustándose a un contexto completamente distinto y ofreciendo respuestas en momentos de muchas dudas. Además, el canal permitió conocer con detenimiento los problemas y preocupaciones a las que se han enfrentado las personas en cada etapa del atípico 2020:

¿Qué sucede con mi cita con Extranjería? ¿Si mis documentos caducan durante el estado de alarma, tendrán validez? ¿Podría la Administración responder durante la alarma y requerir nueva documentación? ¿Puedo llegar a un acuerdo con mi casero para postergar el pago del alquiler por mi nueva situación? ¿Puedo volver a España si me he quedado atrapado fuera? ¿Y si estaba de turismo en España y me han cancelado todos los vuelos a mi país?

Reflexionando sobre su funcionamiento, los aprendizajes extraídos y los retos que quedan en el horizonte, con este informe queremos agradecer a toda la ciudadanía por el esfuerzo conjunto y la solidaridad mostrada en un momento tan complicado, que nos impulsa a seguir trabajando de manera nueva por estar cerca de las personas migrantes en España.

DESCARGA EL DOCUMENTO COMPLETO AQUÍ

Familias refugiadas acogidas en Valencia gracias a #Seguimos

Uno de los proyectos implementados en el marco de la campaña #Seguimos ha sido el de la atención de emergencia y acogida para familias vulnerables en Valencia. Desde la llegada de la pandemia el pasado año, la implicación del equipo de SJM Valencia con las personas más vulnerables que perdieron sus ingresos y sufrieron las consecuencias de la crisis, fue muy alta gracias al apoyo de #Seguimos, cubriendo necesidades básicas. Entre esas personas acompañadas y atendidas se encuentran algunas de las familias solicitantes de asilo y refugiadas que viven en varios de los recursos residenciales que la entidad tiene en Valencia y alrededores. Estas son algunas de sus historias:

La historia de Erika

“Me llamo Erika Posada, soy colombiana de Cali, tengo 28 años y dos hijos pequeños. La situación en Colombia era muy violenta, con muchos robos e intimidación, no nos sentíamos seguras. Junto a mi mamá decidimos tomar un nuevo rumbo hacia España, algo que ya llevábamos tiempo pensando, porque aquí hay calma y tranquilidad, algo que allá no teníamos. También quería un futuro de esperanza y paz para los niños.

La educación es muy importante. Me gustaría completar mis estudios, me quedé en 4º de la ESO y me gustaría terminar para sacar adelante a mi mamá, a mi hermano y a mis hijos, y vivir con calma y feliz”.

Familias refugiadas

Edward (esposa y un niño):

“Nos exigían una cantidad de dinero que no podíamos cancelar, por eso decidimos salir del país. Es una situación muy difícil de manejar, si no hacen lo que ellos te dicen te presionan y te extorsionan, con llamadas, te persiguen y te amenazan”.

“La salida de Colombia fue pensando sobre todo en nuestro hijo, en darle una mejor vida, para alejarle de una vida en la que te acostumbras al conflicto. La idea es que salga adelante, apoyarle en lo que él quiera hacer”.

“En Valencia me siento muy seguro, siento satisfacción y frescura. Puedo salir a Lacalle sin temor y no tengo ese estrés de que me persigan. Es una sensación muy linda y me gustaría crecer en España y seguir adelante”.

Robinson y Yamilet (un hijo con síndrome de Down):

Robinson: “Mi esposa pertenecía a un grupo político y por ello fue amenazada. Nos entró miedo de que nos pudieran hacer algo a mí, a ella o a nuestro hijo; así que decidimos viajar a España y pedir protección internacional”.

“Desde el principio fuimos acogidos por los jesuitas, en los pisos de SJM en Valencia. Nos han ayudado con el proceso de asilo, con la parte psicológica, social, cultural, educativa; y también económicamente. Ahora vivimos en uno de sus hogares, esperando que avance el proceso de refugio.

Yamilet: “Ojalá salga el proceso de asilo y poder vivir en situación regular en España. Poder establecernos, que nuestro hijo tenga una buena educación y una mejor calidad de vida.

La campaña #Seguimos de la Compañía de Jesús en España continúa ofreciendo atención a las necesidades de la población más vulnerable que sufre los efectos de la crisis derivada de la pandemia covid-19. En este canal es posible colaborar para garantizar que la ayuda a quienes más lo necesitan pueda ser llevada a cabo.

En SJM #Seguimos acompañando a familias vulnerables en Madrid

Desde el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), con el apoyo de la campaña #Seguimos, queremos seguir estando cerca de mujeres con hijos a cargo que están sufriendo especialmente la crisis derivada del covid-19, mediante la apertura de pisos de autonomía. En Madrid, Pueblos Unidos acompaña a varias familias monomarentales con atención para cubrir sus necesidades básicas, asesoría legal, social y laboral en este contexto tan difícil.

Alicia vive con sus cuatro hijos en una vivienda en Madrid. De origen ecuatoriano, tras haber pasado por todos los procesos de regularización, búsqueda de empleo, escolarización, afronta ahora el impacto del covid19 en su vida. Tras más de un mes confinada por ser positiva en el virus, sin ni siquiera poder ver a sus hijos dentro de la misma casa, agradece el apoyo ofrecido y encara el futuro inmediato con cautela pero con optimismo.

“A mi familia le afectó directamente en lo laboral porque tuve que dejar de trabajar… Mis cuatro hijos suspendieron unos días el colegio y a pesar de que de momento no he perdido mi trabajo, la preocupación siempre está ahí. Llevo ya un mes de baja y continúo dando positivo, aunque los síntomas van cediendo. Durante el confinamiento lo pasamos muy mal, fueron días muy duros, pero gracias al apoyo de Pueblos en ningún momento nos faltó la comida ni las cosas básicas”.

Gracias al apoyo de #Seguimos, la red de entidades pertenecientes a SJM ha puesto en marcha una serie de pisos de autonomía para alrededor de 60 mujeres con hijos a cargo en siete comunidades autónomas. Este proyecto pretende no solo acoger residencialmente a estas familias, sino potenciar el acompañamiento psicosocial en este contexto, crear un tejido social estable que facilite su inclusión y prestar apoyo jurídico que ayude a regularizar su situación. Alicia nos cuenta cómo Pueblos Unidos ha apoyado a su familia en estos meses:

“Siempre están pendientes de la evolución de mi enfermedad con toda la familia a través de llamadas telefónicas, siendo un apoyo con lo que nos haga falta en casa ya sea en trámites, alimentación, medicinas, etc. Sobre todo dándonos palabras de aliento y ánimo en todo momento, siempre ofreciéndose para lo que haga falta, incluso han ido a buscar la comida que nos dan mensualmente porque todos nosotros estábamos confinados en casa. Llevo más de un mes que no veo a mis hijos y que ellos se hacen cargo de la casa porque yo estoy encerrada en mi habitación y mis hijos son pequeños todavía menos la mayor que tiene 20 años. Personalmente muy muy agradecida con tod@s”.


La campaña #Seguimos de la Compañía de Jesús ha puesto en marcha más de 30 proyectos de atención a la población más vulnerable desde que se inició la pandemia.

Propuesta para Reforma de Reglamento de Extranjería que garantice inclusión de niños, niñas y jóvenes migrantes no acompañados

ENTIDADES Y PROFESIONALES DE INFANCIA Y MIGRACIONES PROPONEN UNA MODIFICACIÓN DEL REGLAMENTO DE EXTRANJERÍA QUE GARANTICE EL DERECHO A DOCUMENTARSE DE LOS NIÑOS Y NIÑAS QUE LLEGAN SOLOS A ESPAÑA

Estas propuestas, realizadas en el marco del trámite de consulta pública abierto por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones a principios de febrero, tienen como único fin facilitar a todos los niños y niñas su transición a la vida adulta.

La propuesta de modificación que plantean los profesionales y entidades expertas tiene como objetivo garantizar la plena y efectiva integración en la sociedad española de estos niños, niñas y jóvenes, de acuerdo con la legislación nacional e internacional que garantiza la protección de los Derechos Humanos, y, en especial, los Derechos de la infancia.

El documento presentado se centra en los artículos relativos a la identificación, documentación, tramitación y renovación de las autorizaciones de residencia y trabajo de los niños, niñas y adolescentes que han llegado solos a España y que han estado bajo la guarda y/o tutela de las entidades públicas de protección de las Ciudades y Comunidades Autónomas. Siguiendo la línea de las recomendaciones del Defensor del Pueblo ya aceptadas por el Ministerio, se plantea la necesidad de una modificación exhaustiva de los artículos 196, 197 y 198, y, dando un paso más, se proponen modificaciones de los artículos 148, 190 y 211 del mismo texto reglamentario.

Además, se incluyen varias Disposiciones Transitorias para la aplicación retroactiva del Reglamento, con el objetivo de documentar a todos los jóvenes que, si bien fueron menores de edad desde el 1 de enero de 2018 hasta la actualidad, no accedieron a su documentación a pesar de tener derecho a ello, lo que les sitúa en situación de exclusión social.

El Reglamento actual multiplica trámites administrativos, diluye responsabilidades entre las distintas administraciones y no proporciona respuestas ágiles y eficaces a las necesidades reales de estos niños y niñas. La falta de autorización de trabajo automática para los jóvenes migrantes en edad laboral, las exigencias al sector empresarial y a los jóvenes para la tramitación de su autorización de trabajo y posterior contratación, la vigencia de tan solo un año de las tarjetas de residencia de los menores tutelados y los obstáculos para su renovación, las dificultades en la obtención de las cédulas de inscripción y la disparidad de criterios a nivel provincial para su tramitación y el no reconocimiento de la validez de los documentos de identidad de los niños y niñas expedidos por las Autoridades de sus países de origen, son algunas de las cuestiones que han abocado a la infancia y juventud a la más absoluta indefensión.

ENTIDADES FIRMANTES:

Aldeas Infantiles SOS, Alucinos la Salle, Asociación Española de Abogados Extranjeristas, Asociación Noves Vies, Asociación Pro Derechos de la Infancia (Prodein), Asociación Progestión, Cáritas, Col.lectiu Hourria, Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Comisión de Ayuda al Refugiado (CEAR) – Euskadi, Coordinadora de Barrios, Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas (CEPSS), Coordinadora Obrim Fronteres, Cruz Roja Juventud, Federación Andalucía Acoge, Federación Estatal de SOS Racismo, Fundación Raíces, La Merced Migraciones, Plataforma de Infancia, Pueblos Unidos – Servicio Jesuita a Migrantes, Save the Children, UNICEF España, Voluntarios por otro Mundo Wasata Sans Frontières

350 personas de 10 ciudades peninsulares aprenderán español gracias a Radio ECCA y SJM

Ante los impactos y desafíos derivados de la covid-19, Radio ECCA y las entidades de la red del SJM se unen en una colaboración, con el apoyo de la campaña #Seguimos, para promover metodologías de aprendizaje del idioma semipresenciales y a distancia.

Gracias al apoyo de la iniciativa #Seguimos alrededor de 350 personas podrán beneficiarse del proyecto ‘Comunícate’, en el que Radio ECCA y el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) han unido fuerzas para desarrollar un conjunto de metodologías de enseñanza del idioma español combinando las clases online y semipresenciales.

En un contexto de pandemia covid-19 que genera nuevos desafíos, este proyecto conjunto pretende fortalecer las capacidades de acompañamiento de las obras del Sector Social con las personas más vulnerables, incorporando la experiencia contrastada de la metodología de enseñanza para mejorar las herramientas de aprendizaje, basada en material didáctico, clases en audio y tutorías. Conocer el idioma es un elemento clave para la inclusión y participación de la población migrante, así como generan espacios iniciales de encuentro. La emergencia sanitaria ha afectado los métodos de aprendizaje de español al verse reducida la presencia de voluntariado y el aforo de las clases.

El proyecto consta de 12 experiencias piloto que combinan la metodología de aprendizaje de ECCA con el modelo de acompañamiento de proximidad de SJM. Se trata de 2 cursos de alfabetización, 2 de modalidad a distancia y otros 8 semipresenciales para personas con limitaciones de conectividad o dificultades digitales. Este proyecto se pondrá en marcha en 10 ciudades del territorio peninsular: Sevilla, Córdoba, Madrid, Burgos, Valladolid, Barcelona, Valencia, Lleida, Bilbao y Tudela.

La campaña #Seguimos de la Compañía de Jesús ha puesto en marcha más de 30 proyectos de atención a la población más vulnerable desde que se inició la pandemia.

El SJM renueva su imagen corporativa

El Servicio Jesuita a Migrantes – España (SJM) renueva su imagen corporativa para seguir consolidando su trabajo de acompañamiento, servicio y defensa a las personas migrantes y refugiadas. Hace más de 10 años SJM nació como una red que aglutina a las organizaciones sociales jesuitas que trabajan en diversas ciudades acompañando a la población migrante. En los últimos tiempos, la red se ha ido consolidando en más espacios de la geografía española. Este cambio que afronta ahora la entidad responde a la misión y visión que nos ha acompañado desde nuestras raíces: la necesidad de responder a los cambios sociales y la convicción de que la movilidad y la adaptación es una cualidad y una condición intrínseca de todos los seres humanos.

Esta renovación de imagen y de la página web supone una apuesta actualizada que nos ayuda a comunicar quiénes somos en nuestro contexto actual. El nuevo logo responde a una figura simplificada, moderna y estilizada, con un color coherente con el del Sector Social de la Compañía de Jesús, al cual pertenece SJM. La tipografía suave simboliza la cercanía y la calidez con la que el personal profesional y voluntariado desempeñan su labor diaria.

La ‘m’ de migrantes representa nuestra esencia principal: la parte superior representa un puente de acercamiento a otras culturas y religiones, donde la diversidad es riqueza y la discriminación no tiene lugar. La parte inferior está formada por tres brazos que responden a las tres palabras que configuran el lema de la organización hermana del SJM, el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS): acompañar, servir y defender.

SJM es una red de entidades que trabajan por la defensa de los derechos de las personas migrantes y su pleno acceso a la ciudadanía, presentes en 10 ciudades del territorio: Barcelona (Migra Studium), Bilbao (Fund. Ellacuría), Burgos (Atalaya Intercultural), Madrid (Pueblos Unidos-Padre Rubio), San Sebastián (Asoc. Loiolaetxea), Sevilla (Asoc. Claver), Tudela (Centro Lasa), Valencia (SJM Valencia), Valladolid (Red Íncola), además de una oficina técnica en Madrid y otra de atención en Melilla.

El Sector Social de los Jesuitas se suma a las denuncias ciudadanas por la falta de asistencia jurídica y de información sobre derechos de las personas migrantes que llegan a Canarias

Son varias las organizaciones que denuncian la falta de asistencia letrada y de interpretación en las primeras labores de identificación de las personas migrantes que lleva a cabo la Policía en las islas Canarias, incluido el Ilustre Colegio de Abogados de las Palmas. De este modo, las personas se ven privadas de una garantía prevista por la ley. Desconociendo el marco legal, difícilmente pueden expresar sus necesidades de protección. Anteriormente, numerosas entidades han denunciado las pésimas condiciones de acogida a las personas migrantes que llegan a Canarias, tengan o no perfil de protección internacional: entre ellas, la Red Migrantes con Derechos, en la que se integra el Sector Social de la Compañía de Jesús.

El Sector Social, que forma parte del JRS (Servicio Jesuita a Refugiados) y con experiencia en frontera sur a través de SJM; en los países de origen y tránsito con Alboan y Entreculturas; y con infancia y juventud mediante la red Mimbre, mantiene un contacto estrecho con los secretariados diocesanos de migraciones, con otras entidades y con algunos periodistas que cubren la situación, apoyando su trabajo y sus reivindicaciones. A través de estas vías, está en contacto con algunos migrantes malienses con claro perfil de asilo a través de la protección subsidiaria que temen que se les devuelva sin haber podido solicitar protección internacional. Explican que al día siguiente de llegar la policía les entregó un documento. Un traductor se limitó a asegurarles que ese papel no implicaba necesariamente que fuesen a devolverlos. Pero ningún abogado les explicó sus derechos ni cómo solicitar la protección internacional. Tampoco les dieron el nombre de sus abogados e intérpretes, por lo que no pueden mantener el contacto. Pasados dos meses, están confinados en un hotel, pasando la cuarentena, sin que nadie les haya asesorado sobre sus derechos ni dado pasos para solicitar protección. Y temen que la Policía los devuelva a Mali, un país en conflicto armado, siquiera vía Mauritania.

CONSULTA AQUÍ EL COMUNICADO COMPLETO