Propuesta para Reforma de Reglamento de Extranjería que garantice inclusión de niños, niñas y jóvenes migrantes no acompañados

ENTIDADES Y PROFESIONALES DE INFANCIA Y MIGRACIONES PROPONEN UNA MODIFICACIÓN DEL REGLAMENTO DE EXTRANJERÍA QUE GARANTICE EL DERECHO A DOCUMENTARSE DE LOS NIÑOS Y NIÑAS QUE LLEGAN SOLOS A ESPAÑA

Estas propuestas, realizadas en el marco del trámite de consulta pública abierto por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones a principios de febrero, tienen como único fin facilitar a todos los niños y niñas su transición a la vida adulta.

La propuesta de modificación que plantean los profesionales y entidades expertas tiene como objetivo garantizar la plena y efectiva integración en la sociedad española de estos niños, niñas y jóvenes, de acuerdo con la legislación nacional e internacional que garantiza la protección de los Derechos Humanos, y, en especial, los Derechos de la infancia.

El documento presentado se centra en los artículos relativos a la identificación, documentación, tramitación y renovación de las autorizaciones de residencia y trabajo de los niños, niñas y adolescentes que han llegado solos a España y que han estado bajo la guarda y/o tutela de las entidades públicas de protección de las Ciudades y Comunidades Autónomas. Siguiendo la línea de las recomendaciones del Defensor del Pueblo ya aceptadas por el Ministerio, se plantea la necesidad de una modificación exhaustiva de los artículos 196, 197 y 198, y, dando un paso más, se proponen modificaciones de los artículos 148, 190 y 211 del mismo texto reglamentario.

Además, se incluyen varias Disposiciones Transitorias para la aplicación retroactiva del Reglamento, con el objetivo de documentar a todos los jóvenes que, si bien fueron menores de edad desde el 1 de enero de 2018 hasta la actualidad, no accedieron a su documentación a pesar de tener derecho a ello, lo que les sitúa en situación de exclusión social.

El Reglamento actual multiplica trámites administrativos, diluye responsabilidades entre las distintas administraciones y no proporciona respuestas ágiles y eficaces a las necesidades reales de estos niños y niñas. La falta de autorización de trabajo automática para los jóvenes migrantes en edad laboral, las exigencias al sector empresarial y a los jóvenes para la tramitación de su autorización de trabajo y posterior contratación, la vigencia de tan solo un año de las tarjetas de residencia de los menores tutelados y los obstáculos para su renovación, las dificultades en la obtención de las cédulas de inscripción y la disparidad de criterios a nivel provincial para su tramitación y el no reconocimiento de la validez de los documentos de identidad de los niños y niñas expedidos por las Autoridades de sus países de origen, son algunas de las cuestiones que han abocado a la infancia y juventud a la más absoluta indefensión.

ENTIDADES FIRMANTES:

Aldeas Infantiles SOS, Alucinos la Salle, Asociación Española de Abogados Extranjeristas, Asociación Noves Vies, Asociación Pro Derechos de la Infancia (Prodein), Asociación Progestión, Cáritas, Col.lectiu Hourria, Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Comisión de Ayuda al Refugiado (CEAR) – Euskadi, Coordinadora de Barrios, Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas (CEPSS), Coordinadora Obrim Fronteres, Cruz Roja Juventud, Federación Andalucía Acoge, Federación Estatal de SOS Racismo, Fundación Raíces, La Merced Migraciones, Plataforma de Infancia, Pueblos Unidos – Servicio Jesuita a Migrantes, Save the Children, UNICEF España, Voluntarios por otro Mundo Wasata Sans Frontières

El Tribunal Supremo resuelve por segunda vez que las personas solicitantes de asilo tienen derecho a una libre circulación desde Melilla a península, en un caso promovido por SJM

“Todo ciudadano extranjero que haya solicitado una protección internacional o asilo en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla tiene derecho a la libertad de movimiento, y a fijar su residencia en cualquier otra ciudad del territorio nacional, sin que pueda limitarse dicho derecho por la Administración por su condición de solicitante de la protección internacional y siempre con la obligación del solicitante de comunicar a la Administración dicho cambio de domicilio”.

Madrid, 15 de febrero de 2021. Esta es la conclusión a la que llega Sala de lo Contencioso-Administrativo (sección cuarta) del Tribunal Supremo en su sentencia n.º 173/2021, que resuelve un caso promovido por el SJM en Melilla. Es la tercera vez que dicta una sentencia en este sentido, reiterando la jurisprudencia establecida en las sentencias de 29 de julio, n.º 1130/2020 y n.º 1128/2020, que resolvían casos promovidos por CEAR en Ceuta y por el SJM en Melilla, respectivamente.

A la vista de esta jurisprudencia, el SJM insta a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras a reconocer plenamente el derecho fundamental a la libre circulación de las personas reconocidas como solicitantes de protección internacional en Melilla y en Ceuta. Es lamentable cómo la Policía sigue restringiendo el derecho fundamental a la libre circulación de solicitantes de protección internacional más allá de las restricciones que sufre toda la ciudadanía durante el estado de alarma justificado para prevenir la expansión de la COVID-19.

Este reconocimiento pleno exige, al menos, dos cambios importantes en la dinámica de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras:

  1. Impartir instrucciones escritas a todos los agentes de policía que presten servicio en los controles de documentación para que no impidan el embarque de quienes exhiben sus tarjetas rojas, ni siquiera con el pretexto de condicionarlo a que demuestren tener domicilio en la Península.
  2. Agilizar la expedición de la tarjeta roja a quienes se les reconozca la condición de solicitantes de protección, puesto que se les mantiene largo tiempo con el resguardo de presentación de la solicitud de protección internacional, que no tiene la consideración de documento de viaje que acredite la identidad de esa persona.

En Melilla hay muchas personas solicitantes de protección que prolongan su estancia, también, porque no se les asigna plaza en el sistema de acogida de refugiados al que tienen derecho.

VIII Marcha por la Dignidad – Tarajal no Olvidamos

Como cada año desde el 2014, hemos participado en las MARCHAS POR LA DIGNIDAD en memoria de las, al menos, 14 personas a las que arrebataron la vida el 6 de febrero del 2014 en la playa del Tarajal de Ceuta.

Este año ha sido una marcha especial por la situación que estamos viviendo derivada de la pandemia, pero aun así, se han encontrado alternativas para HACER MEMORIA, DEFENDER LA VIDA Y EXIGIR DERECHOS con diversas actividades descentralizadas y con todas las medidas de seguridad sanitaria.

El pasado 5 de febrero por la tarde, compartimos una mesa redonda muy interesante en la que intervinieron Patuca Fernández, abogada en la Fundación La Merced Migraciones que explicó la evolución y el estado del caso en la actualidad, María José Aguilar catedrática de Trabajo Social y Servicios Sociales en la Universidad de Castilla la Mancha con la ponencia “Políticas migratorias: políticas de muerte”, Txema Santana de CEAR Canarias para relatar la situación de este 2019 en las islas con la ponencia “Canarias: el muro que emerge del mar”, Mamadou Dia de la asociación Hatay sonrisas de Gandiol con la ponencia “Senegal: jóvenes en busca de alternativas” y Sani Ladán, vicepresidente de la Asociación Elín con la ponencia “Derechos el camino hacia el futuro”. En la mesa redonda también actuarán en directo el cantante Pedro Sosa y la cantante Mia Fuentes.

Al día siguiente, el sábado 6 de febrero, desde más de 30 ciudades se realizaron actos de memoria. En Ceuta, como cada año, fue un acto muy emotivo en el un grupo de personas se reunió en la misma playa del Tarajal, se leyeron los nombres de las personas a las que arrebataron la vida aquel fatídico día y se instaló una vela por cada una de ellas. Escuchamos una canción y leímos el manifiesto. En Melilla participamos junto a otras organizaciones como Geum Dodou en un homenaje a la memoria de las personas desaparecidas, con lectura de manifiesto y un acto de memoria frente al mar, y reclamamos justicia que haga cumplir los derechos de las familias y las víctimas.

Siete años de impunidad e injusticia que no pueden quedar en el olvido. Siete años exigiendo derechos y haciendo memoria. #TarajalNoOlvidamos

El SJM renueva su imagen corporativa

El Servicio Jesuita a Migrantes – España (SJM) renueva su imagen corporativa para seguir consolidando su trabajo de acompañamiento, servicio y defensa a las personas migrantes y refugiadas. Hace más de 10 años SJM nació como una red que aglutina a las organizaciones sociales jesuitas que trabajan en diversas ciudades acompañando a la población migrante. En los últimos tiempos, la red se ha ido consolidando en más espacios de la geografía española. Este cambio que afronta ahora la entidad responde a la misión y visión que nos ha acompañado desde nuestras raíces: la necesidad de responder a los cambios sociales y la convicción de que la movilidad y la adaptación es una cualidad y una condición intrínseca de todos los seres humanos.

Esta renovación de imagen y de la página web supone una apuesta actualizada que nos ayuda a comunicar quiénes somos en nuestro contexto actual. El nuevo logo responde a una figura simplificada, moderna y estilizada, con un color coherente con el del Sector Social de la Compañía de Jesús, al cual pertenece SJM. La tipografía suave simboliza la cercanía y la calidez con la que el personal profesional y voluntariado desempeñan su labor diaria.

La ‘m’ de migrantes representa nuestra esencia principal: la parte superior representa un puente de acercamiento a otras culturas y religiones, donde la diversidad es riqueza y la discriminación no tiene lugar. La parte inferior está formada por tres brazos que responden a las tres palabras que configuran el lema de la organización hermana del SJM, el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS): acompañar, servir y defender.

SJM es una red de entidades que trabajan por la defensa de los derechos de las personas migrantes y su pleno acceso a la ciudadanía, presentes en 10 ciudades del territorio: Barcelona (Migra Studium), Bilbao (Fund. Ellacuría), Burgos (Atalaya Intercultural), Madrid (Pueblos Unidos-Padre Rubio), San Sebastián (Asoc. Loiolaetxea), Sevilla (Asoc. Claver), Tudela (Centro Lasa), Valencia (SJM Valencia), Valladolid (Red Íncola), además de una oficina técnica en Madrid y otra de atención en Melilla.

Publicamos ‘Buscar Salida’ el informe de Frontera Sur 2020

Publicamos el informe de Frontera Sur 2020, Buscar Salida, en el que lanzamos una serie de propuestas a la Administración para cumplir con los derechos humanos en la frontera sur.

Esta tercera publicación sobre el área de Frontera Sur recoge la labor de acompañamiento a la población migrante y de observación de Derechos Humanos que la entidad realiza desde la oficina de Melilla, además analiza las consecuencias sociales y jurídicas que tiene el endurecimiento del control migratorio en quienes buscan salida a su tránsito por la ciudad.

El informe se estructura en torno a siete cuestiones esenciales para comprender el contexto en frontera: entre ellas, el drama de quienes arriesgan la vida para pedir asilo; la falta de garantías en los procedimientos de devolución; la sentencia del Tribunal Supremo que garantiza el derecho a libre circulación de solicitantes de asilo desde Ceuta y Melilla; el problema de considerar como criminales a víctimas de trata; los dramas de jóvenes que pasan de centros tutelados a situación de calle; la separación familiar por un celo desproporcionado; y las medidas en contexto de pandemia que agravan la situación de las personas migrantes.

Buscar Salida continúa y amplía la biblioteca de informes sobre Frontera Sur que SJM publica de forma bianual, documentos que han ido dibujando el camino de la realidad migratoria en Melilla en busca siempre de una política migratoria humana y segura.

La red Migrantes con Derechos lanza una campaña para frenar las devoluciones sumarias

La Red Migrantes con Derechos lanza una campaña de sensibilización contra las Devoluciones Sumarias, también llamadas «devoluciones en caliente».

Desde hace varios años la Red realiza un trabajo de denuncia y defensa ante la vulneración de derechos  en la Frontera; así mismo, acompaña con otras entidades de Iglesia a las personas que son devueltas masivamente.

Cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos emitió la Sentencia sobre este asunto, manifestamos nuestro malestar sobre la misma, precisamente porque evidenciamos el retroceso  en la protección de las personas migrantes y refugiadas.

Nos gustaría explicarte en qué consisten las Devoluciones sumarias conocidas como devoluciones «en caliente».

¿Sabes qué son las Devoluciones Sumarias?

Las personas extranjeras que entran a España por la valla de Ceuta y Melilla no acceden por un puesto fronterizo y la Ley de Extranjería dice que, en estos casos, hay que abrir un expediente sancionador que se tramita con un procedimiento administrativo de devolución.

En Ceuta y Melilla se aplican, de forma particular, los procedimientos de DEVOLUCIONES SUMARIAS, también llamadas «Devoluciones en caliente», que no cumplen con las suficientes garantías de protección de Derechos Humanos. ¿Cuáles son esas garantías que no se cumplen?

  • Las personas no son identificadas, por eso, no sabemos si son menores o solicitantes de asilo.
  • No tienen acceso a un abogado ni a recurrir esa decisión.
  • No hay traductor, entonces: ¿Cómo podemos llegar a saber su situación personal en su origen y el motivo por el que ha llegado?
  • Las personas están desamparadas. Antes había personas y organizaciones que documentaban lo sucedido. Ahora, esto está sancionado con una grave multa. NO LLEGAMOS A SABER LO QUE PASA DIRECTAMENTE.

Entrevista a Santiago Agrelo aquí.

El Tribunal Supremo confirma el derecho a la libre circulación de solicitantes de asilo por el territorio nacional

La sentencia impide al Ministerio de Interior la restricción de viaje a los solicitantes de asilo desde Melilla o Ceuta a otros puntos del territorio español y del espacio Schengen.

El SJM ha recibido la sentencia favorable del Tribunal Supremo fechada el 29 de julio de 2020 que sienta jurisprudencia sobre el derecho a la libre circulación por todo el territorio nacional de los solicitantes de asilo documentados, con la mera obligación legal de comunicar los cambios de domicilio: derecho que no puede restringirse a quienes solicitan protección internacional desde Melilla o desde Ceuta. El Comisario General de Extranjería y Fronteras no puede restringir derechos fundamentales sin apoyarse directamente en la ley, y la ley de asilo no le permite impedir la libre circulación de los solicitantes de asilo.

El Tribunal Supremo desmonta la interpretación que hace el Ministerio del Interior del sentido de los controles policiales de documentación previo al embarque entre Melilla (o Ceuta) y el resto del territorio español, incluso del territorio Schengen: no impide el paso de los solicitantes de asilo sobre la presuposición de que habían atravesado la frontera sin la documentación requerida para entrar en el espacio Schengen, sino que trata de controlar si las personas que han entrado en Melilla (o en Ceuta) sin necesidad de visado, tienen la documentación suficiente para acceder al resto de España o de los Estados del espacio Schengen. Y cuando se trata de solicitantes de asilo, lo que cuenta es que la tarjeta roja que los documenta es una autorización de residencia provisional que les reconoce el derecho fundamental a la libre circulación y a la libre elección de residencia con la mera obligación de notificar los cambios de domicilio.

El caso promovido por el SJM tiene una peculiaridad procesal si se compara con el que promovió CEAR en Ceuta y obtuvo una sentencia favorable con fecha de 28 de julio de 2020. El SJM ataca una resolución del Comisario General de Extranjería y Fronteras que denegaba a su defendido el derecho a viajar. CEAR ataca la validez de la mención “Válido solo en Ceuta” (o en Melilla) añadida a la tarjeta roja. El SJM también ha seguido esta vía en otros casos similares. Incluso, ha planteado algún recurso contencioso-administrativo por el procedimiento especial de protección de derechos fundamentales, que exige la intervención del Ministerio Fiscal por el interés público de la materia. Aún no tenemos sentencia del Tribunal Supremo, pero las alegaciones del Fiscal van en la línea de las sentencias de los tribunales superiores de justicia de Andalucía y de Madrid, en cuanto a lo que defendemos desde el SJM y desde CEAR en nuestros casos respectivos.

SJM está de enhorabuena, así como lo están las personas que solicitan asilo desde Ceuta y desde Melilla. El Ministerio del Interior no tiene margen para seguir imponiendo su interpretación viciada de la ley. Pero tenemos que vigilar para que Interior cambie su política más allá de acatar y cumplir cada sentencia sobre el asunto que pierde. Es preciso que el Ministerio del Interior cumpla la ley y proteja los derechos fundamentales, también de los solicitantes de asilo en Melilla y en Ceuta.