Mesa de diálogo: Des-Atención Sanitaria en CIE

En la tarde del pasado 26 de abril ha tenido lugar la mesa de diálogo online ‘Des-Atención Sanitaria en CIE’. Organizada por SJM con la colaboración de las entidades miembro de la red que participan en el área de CIE, el espacio ha contado con la participación de varias personas expertas en materia de salud, con el fin de establecer un análisis y una reflexión sobre las múltiples deficiencias que existen en estos centros en cuanto a atención sanitaria se refiere, y cómo afecta esta realidad a los derechos de las personas migrantes internadas.

Josetxo Ordóñez, abogado de la Fundació Migra Studium de Barcelona que forma parte de la red SJM, inició el acto como moderador de la mesa. En su intervención recordó la figura de Samba Martine, fallecida en 2011 en el CIE de Aluche tras una acumulación de deficiencias en su atención médica. Más de diez años después, el Estado español fue condenado a indemnizar a la familia de Samba tras admitir la responsabilidad de los organismos públicos en su fallecimiento. Sin embargo, a día de hoy, el Ministerio de Interior, una de las dos administraciones condenadas junto al Ministerio de Inclusión, no ha efectuado el pago de la sanción correspondiente.

A continuación, Sagrario Martín, médica de atención primaria y voluntaria de Médicos del Mundo, enumeró los derechos que tienen las personas internas a la atención sanitaria individualizada, así como a la asistencia farmacológica en CIE. Además, las carencias de recursos de interpretación cultural suponen una traba a la hora de prestar el servicio. Una realidad que se aprecia en CIE es la dificultad de establecer canales de diálogo fluidos por parte de las organizaciones sociales que acompañan a los internos con los responsables sanitarios que trabajan en los centros.

María Paramés, enfermera y colaboradora de la ONG Mundo en Movimiento, que visita el CIE de Madrid con especial foco en mujeres y colectivo LGTBI, expuso cuáles son las dimensiones (física, mental, emocional, social y espiritual) del derecho fundamental a la salud, entendida como el bienestar personal y también como el acceso a la atención médica, en estos centros, y cómo las deficiencias en este acceso afectan a las personas que sufren la privación de libertad en su día a día, especialmente en su salud mental.

Por último, Benito Morentin, médico forense, centró su participación en el papel de la profesión médica en la importancia de los partes de lesiones en relación con agresiones y autolesiones (como prevención de posibles casos de suicidio) y cuáles son los estándares mínimos nacionales e internacionales en cuanto a prevención de la tortura se refiere. Para finalizar, Morentin proporcionó una serie de recomendaciones para la mejora de los partes de lesiones y de la atención médica en los CIE.

El acto se cerró con una ronda de preguntas y reflexiones compartidas con aportes para mejorar las condiciones de internamiento y atención sanitaria de las personas migrantes que sufren la privación de libertad y garantizar que sus derechos se cumplen conforme a la ley.

PUEDES VISIONAR AQUÍ EL ACTO COMPLETO

Segundo encuentro de personas voluntarias en CIE

El pasado miércoles 16 de febrero de 2022 se ha celebrado el II Encuentro de
Voluntarios y voluntarias de los equipos que visitan los CIE en las distintas obras que
forman parte de la red SJM.


Alrededor de 25 personas voluntarias que visitan a las personas encerradas en los centros de
internamiento de extranjeros se han reunido por segundo año en un encuentro virtual.
Invitadas por el grupo de trabajo del área de CIE en SJM con el objetivo de compartir
experiencias y explorar nuevos horizontes en la difícil tarea de acompañar a las personas
extranjeras que son injustamente internados, el encuentro ha resultado un espacio
enriquecedor e inspirador en la misión que comparten estos equipos. La realidad de estas
personas demanda una movilización y una acción social
.


Son cuatro las entidades de la red SJM que trabajan en los CIE, mediante las visitas de los
equipos de voluntarios/as y la labor de asesoría socio-jurídica y de acción legal: Pueblos Unidos
(Madrid), Migra Studium (Barcelona), SJM Valencia y Asociación Claver (Sevilla-Algeciras).
Tras conocer cuál es la situación actual en los diferentes CIE, iniciamos la jornada con el
testimonio de una voluntaria que realiza visitas en un centro de detención de personas
migrantes en Bélgica. Sus palabras sirven de inspiración para iniciar la presentación de los
participantes y reflexionar juntos sobre lo que supone el internamiento en un CIE.


La ponencia externa corrió a cargo de Cristina Sanchís, psicóloga de la Associació Àmbit de
Valencia
, que proporcionó a los asistentes una reflexión sobre la situación de la salud mental
de las personas privadas de libertad y cómo poder acompañar esta realidad, dando
herramientas a los equipos voluntarios para esta labor, bajo la dinámica ‘de las rejas a los
lazos’.


Tras un diálogo que siguió a la ponencia, los participantes se dividieron en cuatro grupos para
profundizar en lo escuchado y aportar sobre las vivencias personales en el acompañamiento
en CIE, destacando el valor del encuentro con las personas que están detenidas. La jornada se
cerró con un espacio de oración y agradecimiento por el tiempo compartido y por tanta luz
que aportan las personas voluntarias en sus visitas a las personas encerradas en estos injustos
centros.

Vigilia de oración ante el CIE de Barcelona para reclamar hospitalidad

Más de doscientas personas se reunieron el pasado sábado 22 de enero frente a las puertas del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona. Era la octava edición de una vigilia de oración que organiza el grupo de la Fundación Migra Studium que visita habitualmente a los internos del CIE, y que contó con la adhesión de unas ochenta entidades. Este año, bajo el lema “Basta internamientos y expulsiones. ¡Queremos hospitalidad!”, un grito claro, breve y conciso. Un clamor de denuncia y esperanza.

La iniciativa ha servido para denunciar el sufrimiento injusto e inútil que sufren las personas migrantes internadas en estos centros. Este año, la gestión del CIE de Barcelona ha seguido marcada por la pandemia, con las puertas cerradas y las visitas prohibidas hasta el 16 de junio. Desde entonces, familiares y ONG hemos podido entrar en cuentagotas, y con muchos obstáculos y limitaciones. De nuevo, hace una semana que ha vuelto a perderse el derecho a visitas, según ha dicho el director, por un brote de coronavirus en el centro. Esta privación de libertad humilla, criminaliza y estigmatiza al conjunto de la población migrada, lo que repercute negativamente en la opinión pública.

La primera parte del acto consistió en la lectura de los testigos recogidos por los voluntarios y voluntarias de Migra Studium que visitan el Centro de Internamiento. Los casos de Ahmed, Adil, Salim y Karbal eran sólo una muestra de la realidad de sufrimiento que se vive detrás de los muros de un CIE. Testimonios, escuchados en silencio, a las puertas del CIE, hacían resonar el dolor, la dignidad y la determinación. “Llegué a Europa con 15 años. Ahora, ya con 30, solo quiero poder establecerme aquí, hacer mi vida, pero las cosas no son tan fáciles. El día 58 de internamiento contacto con la voluntaria, manteniendo la esperanza de quedar en libertad”, decía Ahmed el día antes de que lo expulsaran; «soledad, soledad y más soledad», decía Salim, expulsado en Argelia después de 30 días de internamiento, sin previo aviso, horas antes de que Argelia cerrara oficialmente su frontera con España por la pandemia.

La hostilidad que representa el CIE se ha contrapuesto con los testigos de hospitalidad de Amadou y Hafid. Personas migrantes o refugiadas que han podido contar con la acogida y apoyo de las familias de la Red de Hospitalidad. 

La noche fría, los muros y las vallas ahogaban, el eco de la megafonía rompiendo la música y el silencio y la lejanía del lugar, sirvieron para todos los que se acercaron a la Zona Franca, para tomar conciencia de uno de los muchos agujeros negros de injusticia y sufrimiento que genera nuestro mundo. Como suele decir la gente de Migra Studium: «seguiremos acompañando y seguiremos denunciando, hasta que el último de los CIE cierre».

Asamblea SJM 2021: Semillas de Resistencia.

Los pasados días 10,11 y 12 de noviembre el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM) celebró la Asamblea Anual 2021 en Madrid, donde participaron alrededor de 70 personas de las entidades de la red con el lema «Semillas de Resistencia». Un encuentro que tuvo lugar en la Casa de Ejercicios de las Esclavas de Cristo Rey.

Empezamos la Asamblea el miércoles 10 de noviembre, cuando tuvo lugar la bienvenida y acogida a partir de las 19h. Tras la cena, se organizó un espacio de velada como primera toma de contacto y encuentro entre los participantes de la Asamblea.

En la mañana del jueves comenzamos con una Bienvenida Institucional, donde María del Carmen De la Fuente, coordinadora de SJM, junto a Luis Arancibia, Delegado del Sector Social, presentaron los principales retos y logros de la red, haciendo alusión al lema de resistencia para seguir acompañando en el día a día. Después de esta presentación, con el objetivo de enmarcar nuestra acción y poner cara a las realidades que se ven en la atención y acompañamiento de las personas migrantes en el último año, tuvo lugar la dinámica «Los rostros que vemos». A través de rostros de personas que se acompañan se presentaron testimonios con los que pudiéramos ver de manera más cercana qué historias se ven en varias de las áreas y dimensiones de trabajo, desde la frontera sur y CIE, hasta la acogida residencial y la inclusión sociolaboral.

La mañana del miércoles se cerró con el ojo puesto en dónde nos encontramos. Un auto-diagnóstico para visibilizar dónde están puestas las capacidades de las obras y las conexiones de la red. Con esta finalidad se crearon 5 grupos de trabajo, cada uno con una dimensión: protección, acogida, residencial, inclusión y convivencia. En ellos se identificaron elementos que definieran cada una, dificultades y retos presentes, y conexiones con las otras dimensiones. Para acabar con la dinámica, hubo una puesta en común entre todos los participantes.

Por último, como parte de la misma dinámica, buscamos dónde debemos estar para cambiar las cosas, con el objetivo de identificar las necesidades, desafíos y oportunidades para acompañar, servir y defender a las personas miradas. Para este espacio, partiendo de lo llevado a cabo durante la mañana, se distribuyó a los participantes en tres espacios: Intervención y Acompañamiento, Fortalecimiento y Sostenibilidad y Sensibilización e Incidencia. En cada espacio identificamos líneas de fuerza y ejes comunes para así después hacer una puesta en común de todas las dimensiones y entender dónde debemos estar para responder a las necesidades y retos de las personas migrantes de la forma más eficaz y pertinente.

La mañana del viernes llevó por título ‘Claves de Resistencia’, donde algunas de las compañeras de la red transmitieron sus propias historias, testimonios de celebración en cada uno de los pasos que damos junto a los que acompañamos, servimos y defendemos, así como palabras de resistencia y esperanza que se compartieron para apoyar al equipo en los momentos más difíciles y continuar mirando hacia delante sin desistir.

Para terminar la Asamblea y antes de la foto en grupo y la comida de despedida, hubo un espacio de cierre y recogida de la Asamblea en clave interreligiosa, con una actividad en la que cada persona compartió la principal palabra que resuena en esta Asamblea en un barquito que navega en el mar del día a día en el acompañamiento de las personas migradas.

Muchas gracias a todas las entidades y los compañeros que llegaron a Madrid a compartir, disfrutar y aprender en este encuentro anual donde recargamos fuerzas y energías para continuar con nuestra misión y desafíos.

SJM es la red de organizaciones del Sector Social de la Compañía de Jesús, organizaciones que trabajan en el ámbito de las migraciones, que son: Centro de Pueblos Unidos y Padre Rubio de la Fundación San Juan del Castillo (Madrid), Fundación Migra Studium (Barcelona), Asociación Claver-SJM (Sevilla), Fundación Ellacuría (Bilbao), SJM Valencia, Red Íncola (Valladolid), Atalaya Intercultural (Burgos), Centro Padre Lasa (Tudela), Asociación LoiolaEtxea (Donostia). Siendo también parte de la Red el Instituto Universitario de Estudios Sobre Migraciones (UP Comillas, Madrid) y la Delegación Diocesana de Migraciones de Tánger (sede en Nador).

Memoria Anual: Más de 30.500 personas acompañadas en la red SJM en 2020

El Servicio Jesuita a Migrantes publica un año más su Memoria Anual. El año 2020 ha sido un periodo intenso, en el que la pandemia covid descubrió la fragilidad colectiva, pero al mismo tiempo ha supuesto un tiempo de avance en la misión del SJM, que ha invitado a buscar respuestas comunes, más creativas y esperanzadas. Las entidades que forman parte de SJM han acompañado a 30.555 personas en 2020, de las cuales el 50% ha sido en espacios de primera acogida, muchos de ellos motivados y adaptados por la crisis social vivida debido al covid-19. Además, 817 personas han sido acogidas en comunidades de Hospitalidad, más de 5.600 han participado en programas de formación y empleo, más de 2.500 en itinerarios individualizados de acompañamiento psicosocial y jurídico, más de 1.880 mujeres han sido acompañadas en la línea específica, y alrededor de 7.200 personas han participado en iniciativas de ciudadanía, convivencia en la diversidad y sensibilización.

En 2020 se ha hecho presente y se ha consolidado el trabajo común desarrollado por las entidades que forman parte de la red SJM en 9 ciudades, así como la labor en alianza con otras organizaciones del Sector Social de la Compañía de Jesús y otras instituciones sociales y académicas jesuitas. La presencia y participación en redes externas, a nivel intraeclesial y europeo, amplía la mirada conjunta de acompañamiento al colectivo migrante en un mundo complejo, cambiante e interconectado.

En este tiempo de emergencia global se han desarrollado nuevos programas como el canal de atención virtual durante el estado de alarma o el lanzamiento de la serie de informes breves Lumen. La acogida en Hospitalidad ha priorizado el acompañamiento a aquellas personas más vulnerables. El trabajo en las fronteras interiores (CIE) y exteriores (Frontera Sur) ha supuesto nuevos retos más allá del trabajo cotidiano. Las otras líneas de trabajo han encontrado los espacios, adaptándose a una nueva realidad para seguir estando cerca de la población migrante, tratando de evitar la caída en la irregularidad y acompañando procesos de inclusión laboral, formativa y social.

SJM es un equipo humano que trabaja para acompañar, servir y defender los procesos de integración de las personas migrantes y sus derechos, buscando incidir y reflexionar para generar un debate público sobre las políticas en materia de migraciones. Está formado, según se recoge en esta Memoria, por 115 personas contratadas en las entidades miembro de la red, otras 11 en las oficinas técnicas y 1.322 personas voluntarias en diversos espacios e iniciativas. A todas ellas y a todas las personas que hacen posible la misión de SJM, muchas gracias por seguir estando cerca en un año tan complejo.

Informe CIE 2020 «Razón jurídica y sinrazón política»

Publicamos el Informe CIE 2020 ‘Razón jurídica y sinrazón política‘, el undécimo estudio sobre Centros de Internamiento de Extranjeros de la serie de informes de SJM.

En esta ocasión el trabajo se enmarca en la atención en el internamiento en tiempos de coronavirus, la más relevante circunstancia del 2020. La insuficiente atención sanitaria en los CIE y la necesidad de mejorar sus capacidades de diagnóstico, tratamiento y derivación son hechos que marcan la dirección del informe. De forma más concreta, en este estudio se trata el caso de Samba Martine, congoleña fallecida en el CIE de Aluche al no recibir atención sanitaria, y la responsabilidad patrimonial del Estado con la madre y la hija de Samba.

Se analizan, además, las cuestiones estructurales de las que SJM hace un seguimiento año tras año: derechos objeto de seguimiento por parte del Defensor del Pueblo, articulación entre la observación practicada por la sociedad civil… Por último, se aborda el plan de inversión en los CIE entre 2019 y 2024, elaborado con la intención de reformar los ya existentes y emprender la obra de un nuevo CIE en Algeciras, voluntad política que confirma el esfuerzo presupuestario destinado a estas construcciones.

Otro año más lanzamos este informe para ayudar a medir y difundir el alcance exacto de los centros de internamiento, ofreciendo con esto una invitación al pensamiento crítico sobre lo que ocurre en su interior para conseguir el fin de los internamientos cautelares de personas extranjeras y, hasta que llegue ese momento, una consecución garantizada de los Derechos Humanos en ellos.

Primer encuentro de voluntarios del programa de visitas a CIE

El pasado 12 de mayo, por primera vez, se celebró una reunión de todas las personas voluntarias que forman parte de los equipos de visitas a los Centros de Internamiento de Extranjeros de Barcelona, Valencia, Algeciras y Madrid. Ha sido un encuentro virtual donde los propios voluntarios han tenido la oportunidad de conocerse más e intercambiar experiencias de un trabajo común, como es “acompañar, servir y defender” a las personas que se encuentran internadas en los CIE.

Voluntarios – antiguos y nuevos – han puesto palabras a la cantidad de sentimientos que despierta conocer y acompañar a quienes están privados de libertad tras las rejas “atrapasueños”, como definieron los CIE. Durante el encuentro Cristina Manzanedo e Ilham Ennmer, nos compartieron sus testimonios, acercándonos historias de vida con las que se crea un vínculo que acompaña más allá de las visitas, y personas a las que pretendemos devolver la dignidad que creen haber perdido al estar internadas en esos centros.

Cristina relató su historia siguiendo muy de cerca el caso de Samba Martine, mujer congoleña fallecida en el CIE de Madrid hace ya diez años por una acumulación de negligencias médicas e Ilham, por su parte, compartió su experiencia como traductora en el CIE de Algeciras ciudad que, aseguró, no pudo volver a ver de la misma forma desde que comenzó el voluntariado, su percepción del lugar cambió hasta en las cosas más cotidianas, como pasear por sus calles o bañarse en la playa.

En el encuentro se destacó la importancia del trabajo en red y la necesaria convergencia entre el trabajo jurídico y la movilización ciudadana para conseguir un mundo más justo y libre de estos Centros de Internamiento de Extranjeros.

El sentimiento general de agradecimiento por poder compartir relatos y cargar las pilas los unos a los otros, se mezclaba con aquellas sensaciones compartidas que salían a la luz al hablar de tan duro trabajo «Impotencia, pero también esperanza por el compromiso de tantas pequeñas personas«. En el espacio también hubo lugar para las sugerencias y nadie mejor que aquellas personas que cruzan las puertas de los CIE para hacerlo.

AGRADECEMOS a todas las personas que entregan su tiempo a acompañar a aquellos que están al otro lado de los muros de un CIE, siendo ejemplo de servicio y testimonio de esperanza para continuar “remando todos hacia un mismo objetivo, dejando de lado las fronteras”.

Una vigilia de oración para reivindicar que vivir sin CIE es posible

Vivir sin CIE es posible. Este es el mensaje que se ha querido transmitir esta vez en la vigilia de oración en solidaridad con las personas internadas en estos centros y que se celebra cada año convocada por las distintas organizaciones de la red del Servicio Jesuita a Migrantes. En esta ocasión, el encuentro se pudo celebrar en Barcelona el pasado sábado, ante el Centro de Internamiento de Extranjeros de la Zona Franca, mientras que la vigilia convocada en Madrid se ha aplazado hasta una nueva fecha. 

El grupo de visitas al CIE de la Fundació Migra Studium, que organiza la vigilia en Barcelona, contó con la adhesión de más de 60 entidades y colectivos. El número de participantes estaba limitado, pero el acto se pudo seguir en directo a través de Instagram.

La iniciativa ha servido para denunciar el sufrimiento injusto e inútil de miles de personas internadas en estos centros. Se leyeron los testimonios de internos, recogidos por los voluntarios que los visitan. Algunos de ellos sufren problemas de salud o son menores. Sus relatos ponen en evidencia las vulneraciones de derechos que se dan en el interior de los CIE. «Soy menor. No sé porque estoy aquí. Hace cinco días que llegué y no puedo dormir ni comer. Tengo miedo en la celda, en el patio, en el comedor», explicaba al voluntario un joven argelino que fue finalmente deportado.

El obispo auxiliar de Barcelona, Mons. Javier Vilanova que asistió al acto, reivindicó la necesidad de acompañar a las personas internadas. «Queremos que sientan nuestro corazón que los ama y que defiende sus derechos y su dignidad».

En marzo del año pasado, con el estado de alarma por la pandemia, el CIE quedó vacío y cerrado. «Durante siete meses se ha demostrado que podemos vivir sin CIE», dice Migra Studium. Pero el mes de octubre los Centros de Internamiento de Extranjeros se han vuelto a reabrir, en condiciones aún más difíciles, ya que están restringidas las visitas tanto de familiares como de entidades y ONG.

La hostilidad que representa el CIE contrastó con testimonios de hospitalidad. Personas migrantes o refugiadas que han podido contar con la acogida y el apoyo de la red de hospitalidad.

Durante la vigilia, que tuvo una dimensión reivindicativa y contemplativa, se leyeron textos de diferentes tradiciones religiosas y encendieron velas que representan el sufrimiento de todas las personas que dejan su tierra buscando un presente y un futuro mejor.

El SJM renueva su imagen corporativa

El Servicio Jesuita a Migrantes – España (SJM) renueva su imagen corporativa para seguir consolidando su trabajo de acompañamiento, servicio y defensa a las personas migrantes y refugiadas. Hace más de 10 años SJM nació como una red que aglutina a las organizaciones sociales jesuitas que trabajan en diversas ciudades acompañando a la población migrante. En los últimos tiempos, la red se ha ido consolidando en más espacios de la geografía española. Este cambio que afronta ahora la entidad responde a la misión y visión que nos ha acompañado desde nuestras raíces: la necesidad de responder a los cambios sociales y la convicción de que la movilidad y la adaptación es una cualidad y una condición intrínseca de todos los seres humanos.

Esta renovación de imagen y de la página web supone una apuesta actualizada que nos ayuda a comunicar quiénes somos en nuestro contexto actual. El nuevo logo responde a una figura simplificada, moderna y estilizada, con un color coherente con el del Sector Social de la Compañía de Jesús, al cual pertenece SJM. La tipografía suave simboliza la cercanía y la calidez con la que el personal profesional y voluntariado desempeñan su labor diaria.

La ‘m’ de migrantes representa nuestra esencia principal: la parte superior representa un puente de acercamiento a otras culturas y religiones, donde la diversidad es riqueza y la discriminación no tiene lugar. La parte inferior está formada por tres brazos que responden a las tres palabras que configuran el lema de la organización hermana del SJM, el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS): acompañar, servir y defender.

SJM es una red de entidades que trabajan por la defensa de los derechos de las personas migrantes y su pleno acceso a la ciudadanía, presentes en 10 ciudades del territorio: Barcelona (Migra Studium), Bilbao (Fund. Ellacuría), Burgos (Atalaya Intercultural), Madrid (Pueblos Unidos-Padre Rubio), San Sebastián (Asoc. Loiolaetxea), Sevilla (Asoc. Claver), Tudela (Centro Lasa), Valencia (SJM Valencia), Valladolid (Red Íncola), además de una oficina técnica en Madrid y otra de atención en Melilla.