#SoloConUnaOportunidad: por la reforma del Reglamento de Extranjería para la integración de jóvenes que migran solos

La reforma del Reglamento de Extranjería propuesta por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, y aún pendiente de aprobación por el Gobierno, supondría una apuesta por mejorar la vida de muchos jóvenes que llegaron solos a nuestro país y aún viven con nosotros. Desde SJM lanzamos la campaña #SoloConUnaOportunidad: una forma de visibilizar el impacto que esta decisión política tendría en la vida de miles de jóvenes migrantes. Actualmente, personas como Mohammed ven paralizada su trayectoria vital, ya que deben renovar sus papeles cumpliendo requisitos económicos pensados para población con alto poder adquisitivo. Con esta reforma, estos jóvenes podrían obtener un régimen de permisos de residencia ajustados a su realidad. Una medida que supondría mayor estabilidad en la situación administrativa de Mohamed, para poder centrarse exclusivamente en su curso de jardinería y en sus futuras oportunidades laborales.  

Además del desafío que supone migrar siendo menor de edad, sin compañía y sin redes de apoyo, los y las menores no acompañados que llegan a nuestro país se enfrentan a una regulación de extranjería que no se ajusta a su realidad vital y que exige requisitos de difícil alcance para continuar teniendo una autorización de residencia una vez son mayores de edad. Ante estas dificultades, el Ministerio ha publicado el pasado mes de marzo un borrador de propuesta de modificación de los artículos del Reglamento de Extranjería que regulan el régimen de los y las menores no acompañados, así como de aquellos jóvenes que acceden a la vida adulta tras haber estado tutelados por una administración. Este borrador se someterá a debate para su aprobación en el seno del Gobierno de España en el futuro inmediato. De la voluntad política depende esta decisión con la que miles de personas podrían optar a tener un futuro digno en nuestra sociedad.

¿Qué novedades incluiría esta reforma?

Consulta en esta tabla los principales cambios que se proponen:

Con la campaña #SoloConUnaOportunidad, jóvenes como Mohammed, que forman parte de algunos de los recursos de acompañamiento de la red SJM con este colectivo, cuentan sus planes de futuro que hoy por hoy siguen paralizados a la espera de una oportunidad que les permita participar plenamente en la sociedad y tener un proyecto vital más estable.

Esta campaña se enmarca dentro del trabajo conjunto de un grupo de organizaciones de sociedad civil en defensa de los derechos de la infancia migrante.

Conversaciones de corazón a corazón, una formación para la convivencia en sociedades plurales

El Servicio Jesuita a Migrantes, junto con Red Íncola, ha organizado la IV edición del curso “Pedagogía de la convivencia en sociedades plurales” durante los días 6, 7 y 8 de julio en Valladolid. El espacio de diversidad religiosa, la Casa de Ecología y Acogida Ana Leal y el proyecto europeo TIP han sido el marco en el que un total de 15 personas venidos de Navarra, Madrid, Bilbao, Valencia y Valladolid han podido reforzar su formación e intercambiar experiencias para la promoción de la diversidad religiosa y la convivencia intercultural.

El primer día, Silvia Arribas, responsable del espacio de diversidad religiosa de Red Íncola, realizaba el acercamiento práctico a diferentes tradiciones religiosas. Contamos con la participación del Centro Budista Kadampa, profundizando en las enseñanzas de buda y los beneficios de la meditación; y el capuchino Javier Morala nos mostró y pudimos practicar las herramientas del proyecto Lebab, de educación para la interioridad dirigido a jóvenes.

INEA fue el entorno en el que realizar las actividades de la segunda jornada. Félix Revilla SJ fue nuestro guía por la finca y el itinerario espiritual por los huertos ecológicos. Nos invitó a contemplar, conectar con la creación y la diversidad, siendo conscientes de que formamos parte de un “ecosistema social” donde la diversidad es fuente de enriquecimiento. ¿Cómo no vivir en un modelo de ecología integral, donde la ayuda mutua es el motor de las relaciones?

Por la tarde el eje fue el encuentro: Roberto, Lourdes y Pesca compartieron el espíritu del proyecto de Ecología y Acogida Ana Leal, y su testimonio de hospitalidad. Después tuvimos un encuentro interreligioso con personas de diferentes creencias. Un momento muy especial que terminó con una pequeña oración compartida del judaismo, fe Baha´i, islam y cristianismo.

El jueves, se sumergieron en el teatro social con Javier G. San Miguel “es una herramienta muy potente para ser consciente de la discriminación y del lenguaje del cuerpo” comentaba Macarena, de Pueblos Unidos en Madrid. Tras el taller, tuvimos la oportunidad de compartir la mañana con miembros de la Fundación La Merced Migraciones. Escuchamos el testimonio de Reda, un joven musulmán acogido en uno de los pisos de la entidad, y Oscar Salguero explicó el proyecto Salam, un ejemplo de buenas prácticas para la «promoción de la convivencia intercultural e interreligiosa y prevención de la intolerancia por motivos religiosos» y del trabajo en red.

Cerrábamos las jornadas en clave de oración, con danzas interreligiosas y un gran cuscús, con abrazos de miradas, un gran agradecimiento por todo lo vivido y deseando la siguiente edición en el 2022.

#SumoMiCamino de Hospitalidad para las personas refugiadas

Con motivo del Día Mundial de las Personas Refugiadas, que se conmemora el próximo 20 de junio, desde la campaña Hospitalidad las organizaciones del Sector Social de la Compañía de Jesús en España (la Red Mimbre, el Servicio Jesuita a Migrantes, Alboan y Entreculturas) lanzamos, un año más, la iniciativa Caminos de Hospitalidad.

Bajo el lema #SumoMiCamino, invitamos a la ciudadanía a ponerse en el lugar de las personas refugiadas y desplazadas, y reclamamos una Europa de Hospitalidad y de defensa de los Derechos Humanos. Una Europa cuyas fronteras (Canarias, los Alpes, la Frontera Sur…) nos duelen y nos interpelan, y en las que, en los últimos meses, a pesar del contexto de crisis sanitaria que vivimos, miles de personas y familias en el mundo siguen viéndose obligadas a ponerse en camino.

Por una Europa de Hospitalidad y Derechos Humanos

Las causas que provocan la huida de las personas desplazadas forzosamente, los obstáculos que se encuentran en el tránsito y las condiciones a las que se enfrentan en el país de destino sitúan a las personas refugiadas y migrantes en situaciones de desprotección, discriminación y de vulneración constante de sus derechos.

Desde el Sector Social de la Compañía de Jesús en España no nos conformamos ante esta realidad. Por eso, nos unimos en este Pacto por la Hospitalidad en el que seguimos reclamando una respuesta integral que defienda el derecho a una migración segura en todas sus fases, y que construya nuevos discursos, valores y modos de convivencia que nos permitan caminar en la construcción de una familia humana y una nueva sociedad. Y seguimos, también, trabajando con ellas, tanto en España como en otros países:

  • Desde Entreculturas y Alboan, acompañamos a las personas refugiadas y desplazadas en más de 20 países de África, Asia y América Latina. Aseguramos que tengan acceso a los servicios básicos, poniendo un foco especial en fomentar el empoderamiento de las mujeres a través de iniciativas productivas, y en asegurar que la infancia refugiada reciba una educación de calidad.
  • Desde el Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), a través de experiencias diversas de hospitalidad (redes de familias, comunidades de acogida, patrocinio comunitario…), buscamos soluciones estables para la acogida e integración para más de 320 personas refugiadas y migrantes que viven en nuestro país.
  • Desde la Red Mimbre, acompañamos los procesos de inserción socioeducativos y laborales de la infancia, adolescencia y sus familias en 13 barrios de 6 ciudades españolas. Apoyando su crecimiento personal y vital desde los contextos sociales, culturales y económicos de clara desventaja y vulnerabilidad donde viven, explicitando de esta manera sus derechos, el ejercicio de la justicia y solidaridad social. Bien en centros de acogida residencial o en el día a día de sus barrios.

#SumoMiCamino del 1 al 20 de junio

Este año los Caminos de Hospitalidad tendrán lugar, manteniendo todas las medidas de seguridad necesarias, entre el 1 y el 20 de junio. Animamos a la ciudadanía a:

  • Sumar su camino en el formato que prefieran (a través de caminatas urbanas, senderismo, etc.).
  • Hacer una lectura de nuestro Pacto por la Hospitalidad y nuestras peticiones políticas al final de su camino, y sumarse a ellos a través de nuestra petición en Visibles.
  • Difundir la iniciativa a través de las redes sociales con el hashtag #SumoMiCamino.
  • Y colaborar con nuestra red de Hospitalidad, para ayudarnos a seguir ofreciendo acompañamiento y acogida a las personas refugiadas y migrantes, tanto en los países de origen como en su tránsito y llegada a España, y a seguir incidiendo y sensibilizando para lograr unas políticas justas.

Propuesta para Reforma de Reglamento de Extranjería que garantice inclusión de niños, niñas y jóvenes migrantes no acompañados

ENTIDADES Y PROFESIONALES DE INFANCIA Y MIGRACIONES PROPONEN UNA MODIFICACIÓN DEL REGLAMENTO DE EXTRANJERÍA QUE GARANTICE EL DERECHO A DOCUMENTARSE DE LOS NIÑOS Y NIÑAS QUE LLEGAN SOLOS A ESPAÑA

Estas propuestas, realizadas en el marco del trámite de consulta pública abierto por el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones a principios de febrero, tienen como único fin facilitar a todos los niños y niñas su transición a la vida adulta.

La propuesta de modificación que plantean los profesionales y entidades expertas tiene como objetivo garantizar la plena y efectiva integración en la sociedad española de estos niños, niñas y jóvenes, de acuerdo con la legislación nacional e internacional que garantiza la protección de los Derechos Humanos, y, en especial, los Derechos de la infancia.

El documento presentado se centra en los artículos relativos a la identificación, documentación, tramitación y renovación de las autorizaciones de residencia y trabajo de los niños, niñas y adolescentes que han llegado solos a España y que han estado bajo la guarda y/o tutela de las entidades públicas de protección de las Ciudades y Comunidades Autónomas. Siguiendo la línea de las recomendaciones del Defensor del Pueblo ya aceptadas por el Ministerio, se plantea la necesidad de una modificación exhaustiva de los artículos 196, 197 y 198, y, dando un paso más, se proponen modificaciones de los artículos 148, 190 y 211 del mismo texto reglamentario.

Además, se incluyen varias Disposiciones Transitorias para la aplicación retroactiva del Reglamento, con el objetivo de documentar a todos los jóvenes que, si bien fueron menores de edad desde el 1 de enero de 2018 hasta la actualidad, no accedieron a su documentación a pesar de tener derecho a ello, lo que les sitúa en situación de exclusión social.

El Reglamento actual multiplica trámites administrativos, diluye responsabilidades entre las distintas administraciones y no proporciona respuestas ágiles y eficaces a las necesidades reales de estos niños y niñas. La falta de autorización de trabajo automática para los jóvenes migrantes en edad laboral, las exigencias al sector empresarial y a los jóvenes para la tramitación de su autorización de trabajo y posterior contratación, la vigencia de tan solo un año de las tarjetas de residencia de los menores tutelados y los obstáculos para su renovación, las dificultades en la obtención de las cédulas de inscripción y la disparidad de criterios a nivel provincial para su tramitación y el no reconocimiento de la validez de los documentos de identidad de los niños y niñas expedidos por las Autoridades de sus países de origen, son algunas de las cuestiones que han abocado a la infancia y juventud a la más absoluta indefensión.

ENTIDADES FIRMANTES:

Aldeas Infantiles SOS, Alucinos la Salle, Asociación Española de Abogados Extranjeristas, Asociación Noves Vies, Asociación Pro Derechos de la Infancia (Prodein), Asociación Progestión, Cáritas, Col.lectiu Hourria, Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Comisión de Ayuda al Refugiado (CEAR) – Euskadi, Coordinadora de Barrios, Coordinadora Estatal de Plataformas Sociales Salesianas (CEPSS), Coordinadora Obrim Fronteres, Cruz Roja Juventud, Federación Andalucía Acoge, Federación Estatal de SOS Racismo, Fundación Raíces, La Merced Migraciones, Plataforma de Infancia, Pueblos Unidos – Servicio Jesuita a Migrantes, Save the Children, UNICEF España, Voluntarios por otro Mundo Wasata Sans Frontières

Informe: Población de origen inmigrado en España 2020

Publicamos otro año más el informe anual ‘Población de origen inmigrado en España, 2020’. Un análisis demográfico, a la luz de los datos oficiales, de población extranjera y nacida en el extranjero en España y su evolución durante la última década. Asimismo el informe se detiene en los grupos de población foránea más relevantes.

A comienzos de 2020, la población nacida en el extranjero suponía casi un 15% de la población total, cerca de 7 millones de personas (de las cuales un 28% son ciudadanos de algún estado de la UE), mientras que la población extranjera residente era del 11%. Respecto a 2019, la mayor variación positiva de cifras tuvo lugar entre la población residente nacida en el extranjero (+457.864). El saldo migratorio se sitúa en 454.232, una magnitud superior a la de la población total.

Entre los principales grupos de población inmigrada según su país de nacimiento, Marruecos (+800.000), Rumanía (casi 580.000) y Colombia (casi 500.000) son las tres principales nacionalidades extranjeras. Les siguen Ecuador, Venezuela, Reino Unido, Argentina y Perú.

El informe concluye que se acentúa la tendencia de movimientos migratorios iniciados en 2016, destacando sobremanera el crecimiento de población de Venezuela, seguida de Colombia, Marruecos y Honduras. El ideario público que en 2018 relacionaba entradas extranjeras con entradas irregulares, desde 2019 se entiende la diversidad de orígenes: más centroamericanos y caribeños por un lado, marroquí por otro; y europeo y chino, en los que destacan los perfiles de solicitantes de protección internacional. La pandemia de covid-19 ha tenido efectos claro en la reducción de llegadas migratorias por el cierre de fronteras internacionales. Las incógnitas de futuro son saber cuánto durará este cierre y cómo afectará la crisis económica derivada de la pandemia en los flujos migratorios.

El Tribunal Supremo resuelve por segunda vez que las personas solicitantes de asilo tienen derecho a una libre circulación desde Melilla a península, en un caso promovido por SJM

“Todo ciudadano extranjero que haya solicitado una protección internacional o asilo en las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla tiene derecho a la libertad de movimiento, y a fijar su residencia en cualquier otra ciudad del territorio nacional, sin que pueda limitarse dicho derecho por la Administración por su condición de solicitante de la protección internacional y siempre con la obligación del solicitante de comunicar a la Administración dicho cambio de domicilio”.

Madrid, 15 de febrero de 2021. Esta es la conclusión a la que llega Sala de lo Contencioso-Administrativo (sección cuarta) del Tribunal Supremo en su sentencia n.º 173/2021, que resuelve un caso promovido por el SJM en Melilla. Es la tercera vez que dicta una sentencia en este sentido, reiterando la jurisprudencia establecida en las sentencias de 29 de julio, n.º 1130/2020 y n.º 1128/2020, que resolvían casos promovidos por CEAR en Ceuta y por el SJM en Melilla, respectivamente.

A la vista de esta jurisprudencia, el SJM insta a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras a reconocer plenamente el derecho fundamental a la libre circulación de las personas reconocidas como solicitantes de protección internacional en Melilla y en Ceuta. Es lamentable cómo la Policía sigue restringiendo el derecho fundamental a la libre circulación de solicitantes de protección internacional más allá de las restricciones que sufre toda la ciudadanía durante el estado de alarma justificado para prevenir la expansión de la COVID-19.

Este reconocimiento pleno exige, al menos, dos cambios importantes en la dinámica de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras:

  1. Impartir instrucciones escritas a todos los agentes de policía que presten servicio en los controles de documentación para que no impidan el embarque de quienes exhiben sus tarjetas rojas, ni siquiera con el pretexto de condicionarlo a que demuestren tener domicilio en la Península.
  2. Agilizar la expedición de la tarjeta roja a quienes se les reconozca la condición de solicitantes de protección, puesto que se les mantiene largo tiempo con el resguardo de presentación de la solicitud de protección internacional, que no tiene la consideración de documento de viaje que acredite la identidad de esa persona.

En Melilla hay muchas personas solicitantes de protección que prolongan su estancia, también, porque no se les asigna plaza en el sistema de acogida de refugiados al que tienen derecho.

VIII Marcha por la Dignidad – Tarajal no Olvidamos

Como cada año desde el 2014, hemos participado en las MARCHAS POR LA DIGNIDAD en memoria de las, al menos, 14 personas a las que arrebataron la vida el 6 de febrero del 2014 en la playa del Tarajal de Ceuta.

Este año ha sido una marcha especial por la situación que estamos viviendo derivada de la pandemia, pero aun así, se han encontrado alternativas para HACER MEMORIA, DEFENDER LA VIDA Y EXIGIR DERECHOS con diversas actividades descentralizadas y con todas las medidas de seguridad sanitaria.

El pasado 5 de febrero por la tarde, compartimos una mesa redonda muy interesante en la que intervinieron Patuca Fernández, abogada en la Fundación La Merced Migraciones que explicó la evolución y el estado del caso en la actualidad, María José Aguilar catedrática de Trabajo Social y Servicios Sociales en la Universidad de Castilla la Mancha con la ponencia “Políticas migratorias: políticas de muerte”, Txema Santana de CEAR Canarias para relatar la situación de este 2019 en las islas con la ponencia “Canarias: el muro que emerge del mar”, Mamadou Dia de la asociación Hatay sonrisas de Gandiol con la ponencia “Senegal: jóvenes en busca de alternativas” y Sani Ladán, vicepresidente de la Asociación Elín con la ponencia “Derechos el camino hacia el futuro”. En la mesa redonda también actuarán en directo el cantante Pedro Sosa y la cantante Mia Fuentes.

Al día siguiente, el sábado 6 de febrero, desde más de 30 ciudades se realizaron actos de memoria. En Ceuta, como cada año, fue un acto muy emotivo en el un grupo de personas se reunió en la misma playa del Tarajal, se leyeron los nombres de las personas a las que arrebataron la vida aquel fatídico día y se instaló una vela por cada una de ellas. Escuchamos una canción y leímos el manifiesto. En Melilla participamos junto a otras organizaciones como Geum Dodou en un homenaje a la memoria de las personas desaparecidas, con lectura de manifiesto y un acto de memoria frente al mar, y reclamamos justicia que haga cumplir los derechos de las familias y las víctimas.

Siete años de impunidad e injusticia que no pueden quedar en el olvido. Siete años exigiendo derechos y haciendo memoria. #TarajalNoOlvidamos

Una vigilia de oración para reivindicar que vivir sin CIE es posible

Vivir sin CIE es posible. Este es el mensaje que se ha querido transmitir esta vez en la vigilia de oración en solidaridad con las personas internadas en estos centros y que se celebra cada año convocada por las distintas organizaciones de la red del Servicio Jesuita a Migrantes. En esta ocasión, el encuentro se pudo celebrar en Barcelona el pasado sábado, ante el Centro de Internamiento de Extranjeros de la Zona Franca, mientras que la vigilia convocada en Madrid se ha aplazado hasta una nueva fecha. 

El grupo de visitas al CIE de la Fundació Migra Studium, que organiza la vigilia en Barcelona, contó con la adhesión de más de 60 entidades y colectivos. El número de participantes estaba limitado, pero el acto se pudo seguir en directo a través de Instagram.

La iniciativa ha servido para denunciar el sufrimiento injusto e inútil de miles de personas internadas en estos centros. Se leyeron los testimonios de internos, recogidos por los voluntarios que los visitan. Algunos de ellos sufren problemas de salud o son menores. Sus relatos ponen en evidencia las vulneraciones de derechos que se dan en el interior de los CIE. «Soy menor. No sé porque estoy aquí. Hace cinco días que llegué y no puedo dormir ni comer. Tengo miedo en la celda, en el patio, en el comedor», explicaba al voluntario un joven argelino que fue finalmente deportado.

El obispo auxiliar de Barcelona, Mons. Javier Vilanova que asistió al acto, reivindicó la necesidad de acompañar a las personas internadas. «Queremos que sientan nuestro corazón que los ama y que defiende sus derechos y su dignidad».

En marzo del año pasado, con el estado de alarma por la pandemia, el CIE quedó vacío y cerrado. «Durante siete meses se ha demostrado que podemos vivir sin CIE», dice Migra Studium. Pero el mes de octubre los Centros de Internamiento de Extranjeros se han vuelto a reabrir, en condiciones aún más difíciles, ya que están restringidas las visitas tanto de familiares como de entidades y ONG.

La hostilidad que representa el CIE contrastó con testimonios de hospitalidad. Personas migrantes o refugiadas que han podido contar con la acogida y el apoyo de la red de hospitalidad.

Durante la vigilia, que tuvo una dimensión reivindicativa y contemplativa, se leyeron textos de diferentes tradiciones religiosas y encendieron velas que representan el sufrimiento de todas las personas que dejan su tierra buscando un presente y un futuro mejor.

El SJM renueva su imagen corporativa

El Servicio Jesuita a Migrantes – España (SJM) renueva su imagen corporativa para seguir consolidando su trabajo de acompañamiento, servicio y defensa a las personas migrantes y refugiadas. Hace más de 10 años SJM nació como una red que aglutina a las organizaciones sociales jesuitas que trabajan en diversas ciudades acompañando a la población migrante. En los últimos tiempos, la red se ha ido consolidando en más espacios de la geografía española. Este cambio que afronta ahora la entidad responde a la misión y visión que nos ha acompañado desde nuestras raíces: la necesidad de responder a los cambios sociales y la convicción de que la movilidad y la adaptación es una cualidad y una condición intrínseca de todos los seres humanos.

Esta renovación de imagen y de la página web supone una apuesta actualizada que nos ayuda a comunicar quiénes somos en nuestro contexto actual. El nuevo logo responde a una figura simplificada, moderna y estilizada, con un color coherente con el del Sector Social de la Compañía de Jesús, al cual pertenece SJM. La tipografía suave simboliza la cercanía y la calidez con la que el personal profesional y voluntariado desempeñan su labor diaria.

La ‘m’ de migrantes representa nuestra esencia principal: la parte superior representa un puente de acercamiento a otras culturas y religiones, donde la diversidad es riqueza y la discriminación no tiene lugar. La parte inferior está formada por tres brazos que responden a las tres palabras que configuran el lema de la organización hermana del SJM, el Servicio Jesuita a Refugiados (JRS): acompañar, servir y defender.

SJM es una red de entidades que trabajan por la defensa de los derechos de las personas migrantes y su pleno acceso a la ciudadanía, presentes en 10 ciudades del territorio: Barcelona (Migra Studium), Bilbao (Fund. Ellacuría), Burgos (Atalaya Intercultural), Madrid (Pueblos Unidos-Padre Rubio), San Sebastián (Asoc. Loiolaetxea), Sevilla (Asoc. Claver), Tudela (Centro Lasa), Valencia (SJM Valencia), Valladolid (Red Íncola), además de una oficina técnica en Madrid y otra de atención en Melilla.

Publicamos ‘Buscar Salida’ el informe de Frontera Sur 2020

Publicamos el informe de Frontera Sur 2020, Buscar Salida, en el que lanzamos una serie de propuestas a la Administración para cumplir con los derechos humanos en la frontera sur.

Esta tercera publicación sobre el área de Frontera Sur recoge la labor de acompañamiento a la población migrante y de observación de Derechos Humanos que la entidad realiza desde la oficina de Melilla, además analiza las consecuencias sociales y jurídicas que tiene el endurecimiento del control migratorio en quienes buscan salida a su tránsito por la ciudad.

El informe se estructura en torno a siete cuestiones esenciales para comprender el contexto en frontera: entre ellas, el drama de quienes arriesgan la vida para pedir asilo; la falta de garantías en los procedimientos de devolución; la sentencia del Tribunal Supremo que garantiza el derecho a libre circulación de solicitantes de asilo desde Ceuta y Melilla; el problema de considerar como criminales a víctimas de trata; los dramas de jóvenes que pasan de centros tutelados a situación de calle; la separación familiar por un celo desproporcionado; y las medidas en contexto de pandemia que agravan la situación de las personas migrantes.

Buscar Salida continúa y amplía la biblioteca de informes sobre Frontera Sur que SJM publica de forma bianual, documentos que han ido dibujando el camino de la realidad migratoria en Melilla en busca siempre de una política migratoria humana y segura.