«Voces diversas, ecos para defender nuestros derechos»

Cerca de 70 mujeres migradas de América Latina, el Magreb y África Subsahariana se reunieron el pasado fin de semana, 6 y 7 de noviembre, para compartir sus experiencias y reflexionar sobre los cambios necesarios y urgentes en materia de extranjería, protección internacional, políticas de acogida, empleo del hogar y de cuidados y el acceso a otros empleos de manera igualitaria, resaltando la necesidad de sus trabajos en la sociedad, su aportación como mujeres, como personas.

El encuentro fue impulsado por la Fundación Ellacuría, siendo parte del proyecto «Mujeres en Marcha», en consorcio con Alboan y como parte de nuestra línea de trabajo de mujer.

El fin principal es que las voces lleguen, como ecos fuertes y permeables, a los agentes sociales, los técnicos y políticos que tienen en sus manos el cambio, con una verdadera implicación y compromiso en este campo.

Los cambios que se recogieron en este encuentro fueron:

  1. La necesaria flexibilización de la Ley de Extranjería para promover la regularidad de las personas que viven aquí y aportan en esta sociedad. Una ley que hasta ahora ha abocado a este colectivo a la economía sumergida y a una situación de mayor vulneración de sus derechos como personas, mujeres y trabajadoras.
  2. Políticas de protección internacional efectivas que protejan a las mujeres migrantes y a sus hijas e hijos de las violencias que se ejercen sobre éstas en sus países de origen. Que atiendan la complejidad de los contextos de violencia de los que huyen y que se les crea.
  3. Políticas de acogida con perspectiva de género que den respuesta a las situaciones de desprotección cuando llegan solas o con menores a su cargo. Que faciliten su acceso a los recursos sociales y derechos fundamentales.
  4. Mecanismos que garanticen y mejoren los derechos de las trabajadoras del empleo del hogar y cuidados sensibles a la especial situación de vulnerabilidad de las mujeres migradas, que conlleva a un diálogo social profundo sobre la corresponsabilidad social y la política sobre los cuidados, las actuales condiciones del empleo del hogar, la profesionalización de los cuidados y sobre su derecho a ser cuidadas y a la vida familias.
  5. Políticas de gestión positiva de la diversidad en el acceso al empleo y a la formación eficaces en la lucha contra la discriminación y el racismo institucional. Que faciliten el reconocimiento de sus trayectorias laborales y profesionales con las que vienen desde sus lugares de origen. Igualdad de oportunidades que el resto de personas para poder desarrollar y demostrar sus capacidades en el desempeño de otros puestos de trabajo, más allá del ámbito socio sanitaria, de limpieza y hostelería.

Buscamos un cambio social e institucional que aporte a las mujeres migradas una igualdad de oportunidades en su trayecto hacia una vida digna, una vida nueva con una inclusión plena. Políticas que apoyen esta inclusión y se respeten sus derechos de manera igualitaria, que ayuden a estas mujeres y sus familias a salir de un bucle donde no se reconocen sus méritos ni trabajos. Políticas que realmente signifiquen un cambio social donde entendamos que todos formamos parte de la misma comunidad.

Image

La organización de este encuentro fue posible gracias al trabajo en red entre Asociación de Promoción de la Cultura Árabe MARWA, Asociación de Trabajadoras del Hogar SOS Racismo Guipúzcoa, Asociación Multicultural AMHER, Asociación de Cooperación al Desarrollo de Mujeres Congovascas FAMEK, La Posada de los Abrazos, Torre de Babel, Emakume Migratu Feministak Sociosanitarias, Solidaridad Euskalmon y Mujeres en la Diversidad.

También con la participación de la Asociación Claver, SJM Valencia, Palmera de Debora-Loiola Etxea, Mujeres con Vos, Médicos del Mundo Euskadi y Sendas Vivas, así como de la Agencia Vasca de Cooperación al Desarrollo.

Seguiremos dando pasos y ampliando redes en la defensa de los derechos de las mujeres migradas y la igualdad de oportunidades en todo su camino.