Celebramos la reforma del Reglamento de Extranjería que mejorará la vida de niños, niñas y jóvenes que migran solos

La Reforma que aprueba hoy el Consejo de Ministros va a beneficiar a muchos niños, niñas y jóvenes que han estado padeciendo durante años las terribles consecuencias en sus vidas de un reglamento que tan solo ponía obstáculos y barreras insalvables a su integración social en España.

Organizaciones defensoras de derechos de la infancia y juventud migrante consideran un paso histórico hacia la inclusión de los niños y niñas que llegan solos a España, el que ha dado hoy el Consejo de Ministros aprobando la reforma del Reglamento de Extranjería, en relación con muchos de los artículos que les afectan.

La aprobación de la reforma de hoy del Consejo de Ministros va a beneficiar a miles de jóvenes, que han estado padeciendo durante años las terribles consecuencias que ha tenido en sus vidas un reglamento que tan solo ponía obstáculos y barreras insalvables a su integración, especialmente en su tránsito a la vida adulta.

Decenas de entidades y colectivos especializados en derechos de la infancia y de las personas migrantes, llevaban años denunciando las abusivas condiciones de un Reglamento que abocaba a la irregularidad administrativa y exclusión social a miles de adolescentes y jóvenes a los que la Ley de Extranjería, por otro lado, reconoce ser regulares a todos los efectos.

Con la Reforma de hoy tal y como estaba planteada en su última versión de agosto, y a la espera de conocer el texto definitivo que será publicado en el Boletín Oficial del Estado, lo que se pretende es dar respuesta a las necesidades reales de los niños y niñas migrantes, fundamentalmente en su transición a la vida adulta, facilitándoles el desarrollo de su proyecto de vida en España y favoreciendo en último término su integración duradera y efectiva en nuestra sociedad, teniendo en cuenta sus condiciones de especial vulnerabilidad, por su condición de infancia, de extranjería y de no contar con referentes familiares adultos en nuestro país.